Cinco ejecutados en Michoacán; tres eran policías

jueves, 28 de enero de 2010

MÉXICO, D.F., 28 de enero (apro).- La ola de violencia que azota al país cobró la vida de al menos ocho personas, de las cuales tres eran servidores públicos, dos sicarios, un estudiante, una persona descuartizada y una mujer torturada y asfixiada en los estados de Michoacán, Tamaulipas y Tabasco.
    Por la mañana, un comando acribilló a balazos al director de Seguridad Pública de Quiroga, Michoacán, Antonio Bravo Ramírez, así como a sus escoltas José Correa y Arturo Córdova.
    El atentado se produjo minutos antes del mediodía en la calle Lázaro Cárdenas, a la altura del Colegio de Bachilleres, justo a la entrada a Quiroga.
    Los servidores públicos viajaban a bordo de una camioneta oficial que quedó prácticamente tapizada de impactos de armas largas.
    De inmediato, elementos de la XXI Zona Militar acordonaron el Palacio Municipal donde permanecieron los cuerpos hasta cerca de las 13:00 horas.
    Por otra parte, la mañana de este jueves en el centro de Zitacuaro, vecinos del lugar localizaron dos bolsas de plástico negras, en cuyo interior se encontraba descuartizado un cuerpo humano.
    El hallazgo se produjo poco después de las 05:30 horas por personas que transitaban por la calle Revolución se percataron que de dos bolsas de plástico negro salía sangre, por lo que dieron aviso a la Policía.
    En el interior, encontraron el cuerpo descuartizado de una persona del sexo masculino, sin ningún documento que hiciera posible su identificación.
    En Morelia una joven mujer fue encontrada muerta y torturada, en la colonia Las Águilas. La víctima fue identificada como Marbella Itztel Carranza, de 27 años de edad.
     Las autoridades policiales presumen que la víctima murió asfixiada. Fue encontrada sentada en una silla, envuelta la cabeza con cinta canela, atada con las manos hacia atrás y con un cable en el cuello.
     La joven fue localizada por su madre y su novio en el  interior de un tercer piso de la vivienda marcada con el número 46 de la calle Alcontán de la colonia Las Águilas.
     En tanto, en Uruapan, dos elementos del agrupamiento femenil de la Dirección de Seguridad Pública de este municipio, fueron secuestradas la tarde del miércoles en una colonia populosa. Por la noche una de ellas fue liberada, de la otra nada se sabe.
    Las policías secuestradas fueron identificadas como Lilia Araceli Barragán Camacho y María de Lourdes García Rodríguez.
    Mientras tanto, en Tampico, Tamaulipas, miembros del Ejército Mexicano y presuntos narcotraficantes se enfrentaron a balazos. En el lugar cayeron abatidos al menos dos sicarios. También se reporta grave uno de los heridos.
    Según informes policiales, los sicarios cayeron abatidos tras una prolongada persecución en la zona norte del puerto que llevó hasta Ciudad Madero.
Los sicarios viajaban a bordo de una camioneta Sierra 2009, color plata, que fue baleada en la esquina de las calles Río Pánuco y Río Bravo, en la Colonia del Valle.
    En el sureste, en Villahermosa, Tabasco, un estudiante de preparatoria fue ejecutado por un grupo armado en el municipio de Huimanguillo.
Con este asesinato suman ya cuatro los crímenes registrados en Tabasco en las últimas dos semanas, entre ellos, dos agentes ministeriales.    
    De acuerdo con la averiguación previa HUI-041/2010, el estudiante Franklin Cruz Rincón, de 20 años de edad, fue asesinado alrededor de las 11:00 de la noche de este miércoles, cuando regresaba a su domicilio luego de dejar a su novia en su casa.
Según testigos de los hechos, cuatro sujetos descendieron de un automóvil Volkswagen Jetta, color azul, sin placas de circulación, y dispararon contra el muchacho, quien recibió nueve balazos.
El crimen se produjo a una cuadra del Palacio Municipal, cerca de donde vive el alcalde priista de Huimanguillo, Gerald Washington, sobrino del exalcalde perredista Walter Herrera, ejecutado por sicarios en 2006, a las puertas de su rancho.
A un costado del cuerpo del joven estudiante se encontraron  17 casquillos percutidos, calibres .9 mm y .45.
    El 15 de enero, en la ranchería Miahuatlán, municipio de Cárdenas, fue encontrado el cuerpo de un desconocido, con huellas de torturas, varios balazos y un narcomensaje, cuyo contenido no de difundió.
    Mientras tanto, la Subprocuraduría Regional de Justicia, zona Veracruz, identificó el cuerpo de la mujer localizada la semana pasada en el fraccionamiento Jardines de Virginia, en Boca del Río.
La mujer, que inicialmente había sido confundida con la funcionaria de la Judicatura Federal adscrita al estado de Veracruz, que aún permanece desaparecida, fue identificada como Miriam Mendo Parra, de 34 años de edad, originaria de Poza Rica.
    El cuerpo de esta mujer, el cual fue desmembrado por sus asesinos, que le cercenaron brazos y piernas, le cortaron la cabeza y desfiguraron el rostro, fue identificado por sus familiares que acudieron al Instituto de Medicina Forense en Boca del Río.
    El cuerpo mutilado de la joven mujer fue hallado la mañana del domingo 24 de enero en la calle Marte esquina Invernadero del municipio de Boca del Río, y durante días estuvo en calidad de desconocida en las instalaciones del Instituto de Medicina Forense.
    Sus asesinos clavaron en el cuerpo de la víctima un narco mensaje con la leyenda: “Esto le va a pasar a todos aquellos que le falten al respeto y ponga el dedo a la compañía. Atentamente Z.”

Comentarios