AI exige investigar homicidio de activista en Juárez

martes, 5 de enero de 2010

MÉXICO, D.F., 5 de enero (apro).- Amnistía Internacional (AI) condenó este martes el asesinato de Josefina Reyes, una activista social que participó activamente en movilizaciones de protesta contra violaciones a derechos humanos cometidas por miembros del Ejército Mexicano en Ciudad Juárez, Chihuahua.

         Mediante una acción urgente, el organismo internacional demandó al secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont; al procurador General de la República, Arturo Chávez Chávez, y al gobernador de Chihuahua, José Reyes Baeza, una investigación “exhaustiva, inmediata e imparcial sobre el homicidio de Josefina Reyes, que se hagan públicos los resultados y que los responsables sean llevado ante la justicia”.

Asimismo, exigió garantías de seguridad e integridad física para los defensores de derechos humanos agrupados en la Coordinación de Organismos de la Sociedad Civil de Ciudad Juárez, quienes también han denunciado abusos por parte de elementos del Ejército.

En particular, demandó protección para Cipriana Jurado, quien colaboró con la agrupación internacional en la elaboración de un informe reciente sobre abusos cometidos por militares.

         En un comunicado, Amnistía Internacional detalló que el pasado domingo 3, un grupo armado intentó secuestrar a Reyes, quien se encontraba a las afueras de una tienda ubicada en el municipio de Guadalupe. 

         De acuerdo con información de testigos del crimen, recabada por AI, tras resistirse al secuestro, los hombres que pretendían llevarse a la activista por la fuerza le dijeron: “Te crees muy chingona porque estás con las organizaciones”. Después de ello le dispararon en la cabeza.

         Para el organismo internacional, el crimen de la activista sienta un grave precedente para otros defensores de derechos humanos que han participado en movilizaciones pacíficas “contra la violencia del crimen organizado en la región, así como por las violaciones a los derechos humanos cometidas por el Ejército”.

         Y añade que Josefina Reyes participó en agosto de 2008 en el Foro Contra la Militarización y la Represión en Ciudad Juárez “para protestar por las crecientes violaciones a derechos humanos en el combate al narcotráfico”.

         En cartas enviadas a diarios de Ciudad Juárez,  publicadas el pasado lunes 4, Cipriana Jurado relató la trayectoria de Josefina Reyes, quien se involucró en la defensa de derechos humanos desde 2008.

Según los documentos, tras su participación en el Foro contra la Militarización y la Represión en Ciudad Juárez, organizado por el Frente Nacional contra la Represión, en agosto de 2009, la familia de Reyes fue víctima de represalias.

De acuerdo con Jurado, un hijo de Josefina, Miguel Ángel Reyes Salazar, fue levantado por un comando del Ejército, y otro “fue una de las cuatro mil víctimas caídas en El Valle de Juárez después de la llegada del Ejército y la militarización de la sociedad”,

La también directora del Centro de Investigación y Solidaridad Obrera, denunció, asimismo, que miembros de su organización han sufrido acoso e intimidación por parte del Ejército, debido a que han exigido el esclarecimiento de la muerte de Saúl Becerra y la desaparición forzada de los hermanos Carlos y José Luis Guzmán Zúñiga, hechos atribuidos a soldados y documentados por Amnistía Internacional en su informe más reciente.

         El asesinato de Josefina Reyes se suma a otros crímenes contra defensores de derechos humanos cometidos en el último trimestre de 2009 en Chihuahua, entre ellos el de Paz Rodríguez Ortiz, quien el 9 de octubre pasado fue ejecutado en Nuevo Casas Grandes, frente a su esposa Alicia Saláiz, quien fue levantada un mes después y a la fecha se desconoce su paradero. La pareja fundó la Asociación Civil Derechos Humanos de Nuevo Casas Grandes.

El pasado 28 de noviembre, en Ciudad Juárez, fue asesinado el activista Jesús Alfredo Portillo Santos, yerno de Marisela Ortiz Rivera, fundadora de Nuestras Hijas de Regreso a Casa. El mismo día, en Temochi, fue secuestrada, violada y asesinada Flor Alicia Gómez López, sobrina de Alma Gómez Caballero, fundadora de Justicia para Nuestras Hijas. Estas dos organizaciones están dedicadas a exigir el esclarecimiento de los feminicidios en Ciudad Juárez.

         Y más: el visitador en Ciudad Juárez de la Comisión de Derechos Humanos de Chihuahua, Gustavo de la Rosa Hickerson, se autoexilió en el Paso, Texas, ante las amenazas de muerte que recibió en septiembre de 2009, luego de haber documentado 154 casos de abusos militares entre enero de 2008 y septiembre del año pasado. 

Comentarios