Llaman a comparecer a titulares de Hacienda y Energía por gasolinazo

martes, 5 de enero de 2010

MÉXICO, DF, 5 de enero (apro).- La Comisión Permanente acordó hoy llamar a comparecer a los secretarios de Hacienda y de Energía, Ernesto Cordero y Georgina Kessel, respectivamente, para que expliquen el alza al precio de las gasolinas y detallen qué esta haciendo el gobierno de Felipe Calderón para evitar la carestía.

         En caso que la titular de Energía se niegue a rendir cuentas, los diputados y senadores que integran la Permanente consideraron llamar al director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Juan José Suárez Coppel.

Los funcionarios federales deberán presentarse el jueves próximo a las 18:00 horas ante la Tercera Comisión de Hacienda y Crédito Público, Agricultura y Fomento, Comunicaciones y Obras Públicas que encabeza el panista Mario Alberto Becerra Pocoroba.

 

Falso que haya escalada de precios: PAN

 

Al reiniciar los trabajos legislativos en San Lázaro, los diputados de PRI, PRD y PT exigieron una explicación sobre el aumento de precios en la tortilla, azúcar, huevos y tomate, y aclararon que el incremento de ocho centavos al litro de las gasolinas y de un punto porcentual en el Impuesto al Valor Agregado (IVA), que pasó de 15 a 16%, no justifican la escalada del precios.

         En tanto, el vicecoordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Roberto Gil Zuarth, trató de justificar los recientes incrementos de precios. Y no sólo eso, sostuvo que éstos son necesarios para mantener la estabilidad económica del país.

         “Hay razones y fundamentos para estos aumentos y, sobre todo, porque son necesarios para mantener la estabilidad de las finanzas públicas”, alegó Gil Zuarth.

         El panista consideró necesaria la presencia de los secretarios de Estado para que se delibere y se discuta sobre la política tarifaria oficial y sobre el aumento en el precio de las gasolinas.

         Incluso al defender el incremento en el precio de los combustibles, instó a “destinar estos recursos con los que se sufraga el subsidio a las gasolinas a otros subsidios que sean más progresivos y que favorezcan a los que menos tienen. El 53% de los apoyos que se destinan al subsidio en materia de gasolinas benefician a las familias con mayores ingresos”, aseguró.

         Sin embargo, frente a la carestía derivada del aumento en las gasolinas, el subcoordinador de los panistas argumentó lo contrario.

         “Nosotros creemos, y así lo ha estimado el Banco de México, que la escalada de precios no se está dando, pues la inflación estimada no pasará de 5%, ya que están estimados estos aumentos, estos deslices en los precios de la gasolina”, comentó.

Gil Zuarth, uno de los operadores de Calderón Hinojosa en la Cámara de Diputados, dijo que la población no debe preocuparse, pues no habrá escalada de precios.

         “No hay ninguna preocupación para poder concluir que habrá una escalada de precis y que esta escalada de precios tenga como consecuencia o como causa, el aumento en el precio de las gasolinas”, sostuvo.

         Descartó también que el aumento en las gasolinas lleve a la población a un malestar tal que genere un estallido social.

“Absolutamente descartada cualquier tensión social derivada por el comportamiento de la economía. La economía nacional es sólida y también la sociedad mexicana es fuerte, y no hay ninguna razón para llamar a tensiones sociales. Es absolutamente irresponsable hacer convocatorias a la sociedad, dividirse; por el contrario, estamos pasando una circunstancia muy difícil, la economía mexicana se está recuperando gracias a las medidas anticíclicas que implementó el gobierno de la República durante el año que concluyó”, abundó.

         Gil Zuarth descartó además un aumento en los salarios mínimos para con ello paliar los recientes incrementos de precios.

         Lo que debe hacerse, dijo, es culminar las reformas estructurales: la fiscal, la política y “una segunda generación de reformas energéticas. Esas son verdaderas soluciones para el país y no parches y soluciones de coyuntura”.

 

Rechaza el PRI justificaciones

 

Por el contrario, el vicecoordinador de la fracción del PRI en la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín, dijo que no hay justificación alguna para un aumento de precios.

         Y menos, agregó, “sabiendo que ya teníamos la entrada en vigor de impuestos nuevos; era muy importante mantener estos niveles para que no hubiera demasiada presión sobre el gasto y la canasta básica de los mexicanos.

         “Nos preocupa a los priistas –añadió-- el aumento del gas, seriamente; nos preocupa el aumento del precio de la tortilla; nos preocupa una escalada inflacionaria que no se tenía prevista, y nos preocupa que al parecer al gobierno federal esto no le importa”. 

         De todo esto, dijo, “vamos a hablar con la Secretaría de Economía y de Hacienda, para saber exactamente cuáles son las razones de estos incrementos; qué están haciendo para evitarlos, si es que no obedecen a una política suya, y cuál es la política que están diseñando que requiere de estos aumentos”.

         Sostuvo que “no nos queda muy claro por qué está pasando lo que está pasando”.

         El diputado Ramírez Marín, al igual que el senador Francisco Labastida Ochoa, comentó que es absurdo que mientras se tiene pronosticado un aumento en los ingresos petroleros --debido a que el precio del barril de crudo se está cotizando por arriba de lo programado en San Lázaro--, se esté aumentando el precio de la gasolina.

         Según datos del PRI, el precio del barril, que incluso ya alcanzó los 73 dólares, estaría generando ingresos adicionales por 130 mil millones de pesos.

         “Si habrá ingresos adicionales por 130 mil millones, no entendemos por qué entonces se conjuga que mientras por un lado hay una bonanza en el precio del petróleo, los ciudadanos tienen que pagar un aumento en el precio de las gasolinas, un aumento en el precio del gas y un aumento en el precio de la tortilla.

         “Es una paradoja, y esto en políticas públicas tiene una explicación. ¿Cuál es esa explicación? ¿Por qué el encargado de determinar estas políticas, de fijar precios, no nos puede explicar claramente por qué lo está haciendo? Eso es lo que le vamos a pedir a los funcionarios”, sostuvo.

         El vicecoordinador priista dejó en claro que quien está imponiendo los aumentos es el gobierno federal y no su partido.

         “Que quede muy claro que no somos nosotros la autoridad responsable. Lo que vamos a hacer nosotros es exigirle cuentas a la autoridad responsable”, concluyó el representante del Revolucionario Institucional.