Segob pide al PRI no rehuir su responsabilidad en alza a combustibles

miércoles, 6 de enero de 2010

MEXICO, D.F., 6 de enero (apro).- El secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, aseguró que Felipe Calderón no es sordo ante los aumentos de precios de productos básicos, como las gasolinas, el gas y la tortilla, por lo que calificó de “infantiles” las críticas que contra él lanzaron dirigentes del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

         Ante la escalda de precios originada por la decisión del gobierno de Calderón de imponer tres aumentos a las gasolinas en las dos últimas semanas del año, pese a que en enero de 2009 prometió no hacerlo, la presidenta del PRI, Beatriz Paredes, censuró la incapacidad del gobierno federal de frenar la carestía y el senador priista Manlio Fabio Beltrones acusó al titular del Ejecutivo de ser sordo.

         “Lo que no le puedo aceptar es la insinuación de que el Ejecutivo no oye, cuando es un Ejecutivo dialogante, serio, responsable, y abierto (ante) diagnósticos claros y difíciles ante la comunidad a fin de que se tomen las soluciones", dijo Gómez Mont, en una abierta defensa de Calderón, quien ha guardado silencio sobre las alzas en los productos básicos.

         “Me extraña que (el PRI) diga que no existe una sensibilidad cuando hemos encontrado consensos importantes en cuestiones que le afectan a la gente como es en seguridad pública y otros", señaló Gómez Mont en una improvisada conferencia de prensa en la Secretaría de Gobernación.

Luego de calificar de “infantiles” las declaraciones de Beltrones sobre la supuesta sordera e insensibilidad de Calderón, el funcionario exhortó a todos los actores políticos a hacerse cargo de sus propias decisiones, como la que se tomó para el aumento de gasolinas.

“Hacer pasar lo contrario y deslindarse de la responsabilidad política que significan las decisiones de orden fiscal que se han tomado con el Congreso, me parece un infantilismo”, puntualizó.

Según Gómez Mont, el aumento en el precio de las gasolinas no se tomó de manera unilateral por el gobierno de Calderón, pues aseguró que para fortalecer las finanzas públicas se ha discutido y tomado acuerdos sobre el tema con todos los actores desde 2007.

Gómez Mont reiteró que el gobierno de Calderón está dispuesto a discutir todos los temas, entre ellos la posibilidad de que el Congreso fije los precios de los combustibles, “aunque tenemos razones suficientes para que en ese sentido no se cometan excesos legislativos que paralicen la adecuada adopción de una política económica”.

Sobre el diálogo con el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), Gómez Mont se rehusó a reactivarlo mientras, dijo, ese gremio mantenga la beligerancia, y exhortó al dirigente Martín Esparza y bases a regresar al orden.

“Lo que sí es inaceptable es que se pueda inaugurar un diálogo en las condiciones de beligerancia y de falta de disposición a acatar el orden y las personas y a sus bienes, como se están dando en los últimos días con el SME”, subrayó.

“No aceptamos manifestaciones tumultuarias que tengan por efecto lastimar a la gente. Los conminamos a regresar al orden y ahí, en el orden, está la mesa del diálogo”, añadió.

Comentarios