CNDH investigará el crimen de activista social en Juárez

jueves, 7 de enero de 2010

MÉXICO, DF, 7 de enero (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó hoy el asesinato de Josefina Reyes Salazar, una de las principales activistas sociales de Ciudad Juárez, Chihuahua.
En un comunicado, el organismo dijo que el crimen fue “una agresión frontal e inadmisible contra todos los defensores de la ley y del derecho”, por lo que adelantó que ya abrió una investigación sobre el particular.
Sin mencionar que Reyes Salazar se destacó en los últimos dos años por encabezar protestas contra los abusos cometidos por miembros del Ejército Mexicano, bajo el pretexto de la lucha contra el narcotráfico, el ombudsman nacional, Raúl Plascencia, exigió a las autoridades estatales y federales que profundicen en las investigaciones para capturar y castigar a de los responsables del crimen.
    La CNDH resaltó también que el homicidio de Josefina Reyes confirma el incremento de agresiones contra defensores de derechos registradas por el organismo desde 2005, cuando tuvo conocimiento de 24 casos.
Un año después, los casos sumaron 18, para continuar con 16 en 2007; en tanto que en 2008 se registraron 24 agravios contra defensores, y otros 25 en el año que acaba de terminar.
El de Josefina es el primer caso de este 2010 que apenas inicia.
    Después de informar que la Quinta Visitaduría inició un expediente de queja para dar seguimiento al caso, la CNDH consideró que “mientras permanezcan impunes los autores de este crimen, se proyecta una perniciosa sombra de amenaza contra los defensores de derechos humanos y contra todas aquellas personas que impulsan, con la ley en la mano, el avance de la justicia y el imperio de la legalidad en el país”.
    Frente a esas agresiones, el ombudsman nacional instó a “elevar la voz por encima de nuestras diferencias”, así como “hacer sentir la firmeza de nuestro compromiso común y exigencia hacia el respeto de los derechos humanos en México”.

Comentarios