Llaman los "cinco notables" a mantener el diálogo con el SME

jueves, 7 de enero de 2010

MEXICO, D.F., 7 de enero (apro).- Con un llamado a mantener el diálogo con el Sindicato Mexicano de Electricistas (SM), esta tarde se reunieron en el Senado de la República los llamados “cinco notables”, mediadores en el conflicto entre el gobierno federal y esa agrupación.     
           A la reunión asistieron Carlos Navarrete, presidente del Senado y coordinador del PRD; José Narro Robles, rector de la UNAM; José Antonio Villa Rivera, exdirector del IPN, y Gustavo Madero y Manlio Fabio Beltrones, coordinadores del PAN y PRI en ese órgano legislativo.
           Antes de la reunión, en conferencia de prensa, Navarrete dijo que, en diciembre pasado, ya no hubo una respuesta del gobierno y afirmó que el conflicto del SME no ha quedado en el olvido.
           Señaló: "Es urgente que este grupo, convocado por el SME y el gobierno federal, dé una opinión y tome alguna iniciativa".
           Sobre lo dicho por Fernando Gómez Mont, secretario de Gobernación, quien afirmó que estaba "cerrada la ventanilla" mientras el SME hiciera desórdenes, Navarrete sostuvo que el gobierno “no debe perder la paciencia” en el conflicto con el SME.
          Señaló: "Gobierno que pierde la paciencia recurre a la fuerza para tratar de resolver los problemas sociales, y el país no está para que el gobierno pierda la paciencia ni en este conflicto ni en ningún otro".
          Navarrete dijo esperar que, “después de la Rosca de Reyes”,  Gómez Mont “tenga mucha más paciencia para seguir dialogando con los dirigentes del SME, en busca de salidas a un conflicto que de pronto parece desbordarse en actos de violencia”.
           Indicó que cuando la violencia aparece, "independientemente de quién la genera, puede convertirse en una espiral que nunca se sabe dónde termina. Espero que el funcionario haga gala de toda su paciencia y mantenga abiertos los canales de diálogo con el SME y con todas las organizaciones sociales del país".
          Dijo, además, que se aprecian "grados de desesperación preocupantes" en el SME, “un fenómeno clásico de un movimiento social cuando es arrinconado, y del que viene una tendencia a la radicalización, al enfrentamiento con las fuerzas policiacas”.
          Añadió: “Es un camino que nosotros ya conocemos y que justamente estamos tratando de que no escale; ojalá lo logremos".