15 ejecutados en cuatro entidades

viernes, 8 de enero de 2010

MÉXICO, D.F., 8 de enero (apro).- En Sinaloa, Chihuahua, Baja California y Guanajuato fueron asesinadas 15 personas.
Agentes de la Policía Municipal encontraron este viernes el cadáver del joven Miguel Ángel Torres Carrillo, de 23 años, quien el pasado 30 de diciembre fue levantado en Culiacán, Sinaloa, por un comando armado.
El hallazgo se hizo en las cercanías de la comunidad El Limón de los Ramos, ubicado en el sector norte de esta cabecera municipal, a unos 200 metros de la carretera México 15.
De acuerdo con las investigaciones, el día de los hechos el hijo de Leticia Carrillo, gerente de la empresa radiofónica Grupo Acir en la capital sinaloense,  fue interceptado en avenida Universitarios, al oriente de la ciudad, cuando viajaba en una camioneta en compañía de su esposa, quien calles adelante fue liberada por los delincuentes.
Por otra parte, entre el jueves y este viernes, nueve personas fueron asesinadas en Chihuahua, una de las entidades más afectadas por la violencia atribuida al narcotráfico.
De acuerdo con la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE), dos hombres fueron torturados y colgados de un árbol en el municipio de Parral.
En tanto, en Ciudad Juárez, limítrofe con El Paso (Texas, Estados Unidos), dos hermanas de 23 y 34 años, así como el esposo de una de ellas, fueron emboscados y baleados cuando circulaban en su automóvil.
También en esa localidad, dos hombres y dos mujeres más, de quienes se desconoce su identidad, fueron ejecutados en distintos hechos.
En Tijuana, Baja California, tres adolescentes –dos hombres y una mujer–, alumnos del Colegio de Bachilleres (Cobach), murieron al ser atacados con armas de alto poder por pistoleros que viajaban en un auto compacto, cuando circulaban a bordo de una camioneta Cherokee dorada, con placas de California.
Los cuerpos de Tamara, Osvaldo y Jonatan Manuel, todos de 16 años, quedaron dentro del vehículo, que recibió varios impactos de “cuerno de chivo”, luego de lo cual se impactó contra un poste de luz, junto a una escuela secundaria.
Y en Guanajuato, los cadáveres de dos hombres fueron hallados en las inmediaciones de la presa Acapulquito, en la comunidad de Jaripeo, en Acámbaro.
Según informes de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Procuraduría estatal, los dos hombres, identificados como Moisés Sánchez, de 32 años, y Álvaro Torres Mora, de 35, estaban amarrados de pies y manos, boca abajo.
Junto a los cuerpos había una cartulina, firmada por la Familia Michoacana, que advertía que eso le pasará a vendedores de drogas en la zona.

Comentarios