En 2012, salud para todos, nueva promesa de Calderón

viernes, 8 de enero de 2010

MÉXICO, D.F., 8 de enero (apro).- En un momento en que su gobierno ha sido severamente criticado por la oposición debido al alza de precios en combustibles y en algunos productos de la canasta básica en pleno periodo vacacional de diciembre, el presidente Felipe Calderón aseguró que, aún con todos los problemas y la insuficiencia presupuestal, México contará con un seguro universal de salud al final del sexenio.
“Médicos, medicinas y hospitales para todos los mexicanos”, dijo el presidente en la residencia oficial de Los Pinos, durante una ceremonia para conmemorar el Día de la Enfermera.
Arropado por continuos aplausos por parte de quienes asistieron al salón Adolfo López Mateos –en su mayoría enfermeras y funcionarios--, Calderón dedicó su discurso a destacar los logros de su gobierno en materia de salud.
Por ejemplo, dijo que a pesar de que para la mayoría de los medios de comunicación ya no es noticia la inauguración de nuevos, en materia de salud ha construido más infraestructura hospitalaria de lo registrado en varias décadas.
Apenas hace unos días –comentó esbozando una sonrisa-- estuvimos en Acapulco inaugurando un hospital. Actualmente, prosiguió, hay grandes hospitales funcionando en Taxco y pronto habrá un nuevo en Chilpancingo.
En poco más de tres años, el gobierno federal ha construido o rehabilitado más de 1 mil 300 hospitales, lo que significa, en promedio, más de uno diario.
A lo largo de su discurso, el mandatario puntualizó que era “un dudoso honor” que México sea el primer lugar mundial en niños obesos y el segundo con la población más obesa del mundo (sólo detrás de Estados Unidos).
“Por eso el esfuerzo tiene que seguir”, comentó luego de entregar reconocimientos a enfermeras que  trabajan para el gobierno así como para las Fuerzas Armadas.
Uno de los problemas al inicio de este gobierno –dijo-- era que había muchas enfermeras y médicos que no tenían base, es decir, que no contaban con derechos laborales ni prestaciones, por la falta de presupuesto y también por triquiñuelas. No obstante, han podido regularizar o contratar a más de 57 mil enfermeras, lo que representa que 1 de cada 7 de estas profesionales tiene trabajo en el gobierno.

Comentarios