Levantan a tres periodistas en Saltillo; matan a uno

viernes, 8 de enero de 2010

SALTILLO, Coah., 8 de enero (apro).- Con una cartulina colocado sobre el pecho y el mensaje “para los que no entienden”, la madrugada de este viernes fue encontrado el cuerpo sin vida del reportero del diario El Zócalo, Valentín Valdés Espinosa, frente al hotel Marbella, ubicado en el bulevar Fundador, al oriente de esta ciudad.
Según información difundida por el propio diario, antes de la presunta ejecución, Valdés Espinosa y dos reporteros más, cuyos nombres no fueron revelados, transitaban a bordo de un automóvil por el bulevar Venustiano Carranza, cuando, a la altura de la colonia República, próxima al centro de esta ciudad, fueron interceptados por hombres armados que viajaban en dos camionetas.
A punta de pistola, Valdés y uno de sus acompañantes fueron obligados a subir a las camionetas, mientras que la tercera persona, quien conducía el vehículo, fue dejada en libertad.
Horas más tarde, el reportero que fue levantado junto con Valdés regresó sano y salvo, no así Valentín. El cuerpo de este último fue abandonado frente al hotel Marbella, con un mensaje escrito que fue colocado en el pecho: “Esto les va a pasar a los que no entiendan. El mensaje es para todos”.
La Procuraduría General de Justicia del estado confirmaría más tarde que la víctima fue encontrada atada de pies y manos, presentaba signos de tortura y tenía cinco impactos de bala.
    El cuerpo del fundador del diario El Zócalo fue trasladado al Servicio Médico Forense, donde fue identificado por el personal de esa institución, debido a que la víctima se encargaba de cubrir la “fuente” policíaca.
    De 29 años, Valentín Valdés inició su carrera periodística como colaborador del historiador coahuilense Javier Villarreal Lozano. En el 2001 se incorporó a la redacción de El Diario de Coahuila, donde se le asignó la fuente policíaca.
    De 2003 a 2008, trabajó en el diario Palabra, sucursal en Saltillo del Grupo Reforma. Ese año, se integró como reportero fundador del periódico Zócalo Saltillo, donde recientemente cubría la fuente local.
    Sobre Valentín Valdés, Zócalo Saltillo expresó en su nota principal de hoy:
“A nuestro compañero, quien cubría la sección local, lo caracterizaban su profesionalismo, su dedicación y la pasión por su trabajo, así como una fuerte entrega hacia el periodismo.”
Por ese hecho, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) abrió una queja de oficio.
En un comunicado, el organismo que dirige Raúl Plascencia deploró la violencia contra los periodistas y demandó a las autoridades una indagatoria eficaz en el caso de Valdés Espinosa, "con cuyo homicidio se eleva a 58 el número de periodistas que han perdido la vida en nuestro país del año 2000 a la fecha".
Asimismo, informó que personal del Programa de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos acudirá con autoridades de la Procuraduría General de Justicia de Coahuila, directivos del periódico y familiares de los periodistas agraviados para iniciar la investigación.
Al mediodía, fiscal general del estado, Jesús Torres Charles, informó que el cuerpo de Valentín Valdés, tenía marcas de golpes en espalda y glúteos; estaba maniatado y presentaba 5 impactos de bala.

CPJ exige investigar crimen
Enterado de los hechos, el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) exigió a las autoridades mexicanas investigar y castigar a los asesinos de Valdés Espinosa.
“El asesinato de Valdés Espinosa sigue un patrón de violencia sin precedentes contra los medios en México, que ha costado dos vidas y la desaparición de un comunicador en un periodo de tres semanas", dijo Carlos Lauría, coordinador del programa para América del CPJ.
    En el hotel Marbella, donde fue localizado el cuerpo del periodista, el pasado 30 de diciembre, elementos del Ejército Mexicano y de diferentes cuerpos de seguridad, capturaron a un grupo de presuntos integrantes de Los Zetas, entre los que se encontraba José Luis García González, Ricochet, quien, según las autoridades, era una especie de “auditor” de la organización delictiva en San Luis Potosí, Zacatecas y Aguascalientes.
    Luego, el martes 4 de enero, un grupo de hombres armados arribó al hotel Marbella; exigió los videos de seguridad de dicho negocio. Ahí, fueron interceptados otros tres sujetos, según informaron las autoridades.

Comentarios