Opacidad, sello del gobierno de Calderón, reviran PAN y PRD

viernes, 8 de enero de 2010

MÉXICO, DF, 8 de enero (apro).- En respuesta al reclamo que hizo el Ejecutivo federal a los gobierno de los estados por su presunta opacidad en el manejo de recursos, el Partido Acción Nacional (PAN), a través del diputado Manuel Clouthier, reviró que la ausencia de transparencia alcanza al propio gobierno federal.
    “Es un problema de toda la administración pública en general, llámense instancias federales, estatales o municipales… Se debe acabar con la cultura del viejo régimen, de secrecía y caja negra en la administración pública”, exhortó el legislador panista, quien además forma parte de la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados.
    En tanto, la diputada perredista, Leticia Quezada, insistió en que su partido pugnará por la creación de una “Comisión de Vigilancia del presupuesto en la entidades federativas”, instancia que se encargaría de establecer indicadores de evaluación del gasto, así como de poner bajo lupa las 15 entidades que este año llevarán a cabo comicios locales.
    El objetivo, aclaró, es evitar “los cochinitos electorales” que favorezcan el desvío de recursos federales.
    Sostuvo que el PRD ya está en pláticas con los partidos del Trabajo y Convergencia para fortalecer las facultades del Congreso en la revisión del uso de los recursos, a través de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).
    Recordó que “en la actualidad los gobernadores gozan de plena libertad en el gasto de los recursos disponibles. Las reglas de operación no son claras ni transparentes, y ello ha facilitado la formación de cochinitos electorales por parte de los gobiernos de PRI y PAN”.
    Recriminó el que el presidente Felipe Calderón haya cuestionado la opacidad de los gobiernos locales, cuando ha sido precisamente la administración federal la que ha puesto más trabas a las solicitudes de información sobre el manejo de los recursos públicos.
Y ejemplificó que mientras en el 2006 el porcentaje de respuestas de “información inexistente” de parte del gobierno federal alcanzó 2.6%, en el año que recién concluyó este índice alcanzó 6.2%
Explicó que, en los tres años de gobierno de Calderón, prácticamente se triplicó la incidencia para reservar datos de interés público. Además, el Ejecutivo “ha propuesto diversas iniciativas al Congreso de la Unión para frenar la divulgación de datos públicos oficiales”.
    Concluyó que “de ahí que la exigencia que hace Calderón se cae por sí sola”.
    En tanto, el panista Manuel Clouthier insistió en que la falta de transparencia en el manejo de los recursos “es un problema de toda la administración pública… es preocupante cómo lo aplican (el dinero) en general, insisto, los estados y municipios”.
    Y aunque el problema se da en los tres ámbitos de gobierno, acotó, en el caso de las entidades preocupa porque la mayoría de las instancias que realizan auditorías forman parte de la estructura gubernamental, o las controlan los Congresos locales; “entonces, la rendición de cuentas en los estados deja, sin lugar a dudas, mucho que desear”.