Delito menor, posesión de mariguana en California

viernes, 1 de octubre de 2010

SAN DIEGO, Cal., 1 de octubre (apro).- No obstante que el gobernador Arnold Schwarzenegger dijo oponerse a la propuesta 19, que busca legalizar el uso recreativo de la mariguana, hoy firmó una ley que convierte en un delito menor la posesión de hasta una onza de la hierba.
            La iniciativa 1449, presentada por el senador Mark Leno, demócrata de San Francisco, permitirá que los delitos relacionados con la posesión de hasta una onza de mariguana no tengan que ser tratadas en una corte.
            La multa seguirá siendo de 100 dólares, pero no incluye la privación de la libertad.
           "En estos tiempos de drásticos recortes presupuestales, las fiscalías, los abogados defensores, los departamentos de policía y las cortes, no pueden darse el lujo de gastar sus limitados recursos persiguiendo un delito que tiene la misma penalidad que una infracción de tránsito”, dijo Schwarzenegger en el acto de la firma de la nueva ley, que entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2011.
          La firma de esta ley fue criticada por Randy Thomasson, presidente de la organización Savecalifornia.org, un organismo no gubernamental que se ha aliado a la Iglesia católica, para oponerse al uso recreativo y medicinal de la mariguana.
           "Esto no es otra cosa que una legalización virtual de la mariguana y definitivamente manda un mensaje equivocado a los jóvenes", dijo Thomasson. "Esto invita a los jóvenes a hacerse adictos a la mariguana, por cierto, cada vez más potente, debido a que no hay castigo alguno si son sorprendidos".
            Por su parte, Dale Gieringer, director de California Norml, una organización que lucha desde hace varios por la legalización de la mariguana, dijo que Schwarzenegger merece el reconocimiento del público por no gastar el dinero de los contribuyentes persiguiendo a las personas que tienen en su posesión pequeñas cantidades de la hierba.
          "Los californianos cada vez se dan más cuenta que la guerra contra la mariguana es un desperdicio de los recursos de las autoridades", añadió.