Recomienda Cenapred reubicar a pobladores de comunidades de Oaxaca

viernes, 1 de octubre de 2010

OAXACA, Oax., 1 octubre (apro).- El Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) recomendó reubicar a pobladores de Santa María Tlahuitoltepec, San Lorenzo Pápalo y Peña Blanca, debido a que, dijo, viven en lugares que tienen el riesgo de deslaves.
           Leobardo Domínguez Morales, del Cenapred, exhortó implementar brigadas de apoyo, ya que, afirmó, mucha gente ha entrado en pánico ante la posibilidad de más deslaves o inundaciones, así como dar cursos en materia de prevención de desastres y realizar planes de desarrollo acordes con el medio ambiente.
            Por su parte, el gobernador Ulises Ruiz Ortiz hizo un llamado a instancias federales y estatales para trabajar en conjunto con los gobiernos municipales afectados por las recientes lluvias, a fin de actuar de manera inmediata en un solo frente y con ello evitar poner en riesgo a más oaxaqueños ante este tipo de contingencias.
           Durante la reunión del Consejo Estatal de Protección Civil, Ruiz destacó el desempeño de las dependencias gubernamentales, grupos de auxilio y rescate para hacer frente a las emergencias de agosto y septiembre, causadas por las intensas lluvias.
           Pidió sumar esfuerzos y trabajar de manera “más coordinada” ante el aviso de que aún faltan 45 días de lluvias causadas por la presencia de más huracanes, que podrán afectar a territorio oaxaqueño.
          “Debemos continuar en alerta y trabajar en un solo frente ante este tipo de contingencias”, expresó.
            Por su parte, Isaac Oliva Vega, de la Coordinación General de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, ratificó el apoyo de la federación a Oaxaca ante las contingencias y ofreció trabajar de manera conjunta para concretar la declaratoria de emergencia para más municipios de la entidad que han resultado afectados.
            Además, pidió establecer tres estrategias de trabajo: distribución de insumos, de prevención y de infraestructura, en especial, al sector de caminos y carreteras.  
            A su vez, el director del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), Abel Trejo González, informó que alrededor de  dos mil estudiantes siguen sin clases ante la contingencia provocada por las lluvias, y dijo que 413 escuelas presentan daños, de las que 258 pertenecen a municipios no considerados dentro de la declaratoria de desastre.
          Precisó que en las escuelas de Tlahuitoltpec y otras del distrito Mixe, así como de Unión Hidalgo, La Venta, Chicapa de Castro y Santo Domingo Ingenio, en la zona del Istmo de Tehuantepec, no se impartieron clases por los derrumbes, las inundaciones, encharcamientos de calles y escuelas.
           Aclaró que la reducción en la intensidad de lluvias de los dos últimos días, así como la habilitación de espacios como recintos alternos para impartir clases, permitió que hoy un mayor número de alumnos normalizara sus actividades escolares.
           El funcionario indicó que las brigadas técnicas de la coordinación de Protección Civil y Emergencia Escolar del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, continúan trabajando en un censo para conocer el número y grado de afectación que registran los planteles oaxaqueños.
           Hasta el momento, dijo, el informe recabado refleja que hay en la entidad 413 inmuebles con diversos daños.
          Mencionó que en el distrito Mixe continúan paralizadas las labores docentes de la Zona Escolar 177 de educación indígena, de Santa María Tlahuitoltepec, por la contingencia que dejó 11 muertos. Esta suspensión afecta a 645 alumnos.
            En tanto, añadió, en la región del Istmo el número de estudiantes que no tuvo clases se redujo a mil 200 y se prevé que si sigue sin llover, el próximo lunes se normalizarán las actividades escolares en toda la zona.
          Respecto de la región de la cañada, dijo que la situación está en proceso de regularización y el traslado de personas y mercancías se realiza en las carreteras a Huautla de Jiménez, San Pedro Sochiapam, San Pedro Teutila y Chiquihuitlán de Juárez.
           Por su parte, el Instituto Estatal de Protección Civil (IEPC) estimó que, en las próximas 24 a 36 horas, prevalezca la formación de nubosidad, pero también se prevé que el potencial de lluvias continúe disminuyendo en gran parte del territorio oaxaqueño.
           Además, informó que es probable que el 3 y 4 de octubre, el desplazamiento del Frente Frío número 4, empiece afectar a la entidad, con una ligero descenso en las temperaturas, nublados bajos y lloviznas intermitentes en partes altas y serranas del territorio oaxaqueño.

Comentarios