Acusa Ramírez Acuña de "irresponsable" a gobernador de Nuevo León

lunes, 11 de octubre de 2010

MONTERREY, N.L., 11 de octubre (apro).- El diputado federal panista, Francisco Ramírez Acuña, tachó de “irresponsable” al gobernador de esta entidad, Rodrigo Medina de la Cruz, por faltar a “su deber” de combatir al crimen organizado.
“En quienes falta responsabilidad es en los gobernadores, y no cabe duda que el gobernador de Nuevo León está siendo uno de los mayores irresponsables para poder resolverles a los neoleoneses el tema de seguridad, con valentía, tomando al cuerno por los toros (sic), enfrentándose en serio al crimen organizado y respondiéndole a su pueblo que lo eligió y que, a escasamente un año está muy decepcionado de su gobernante”, dijo.
Asimismo, consideró que los ciudadanos de Nuevo León tienen el derecho de exigir la salida de Rodrigo Medina porque no ha respondido a las exigencias de seguridad en estos momentos de crisis.
“Hasta este momento ha habido varios actos en el estado que dejan muy mal parado al señor gobernador. No ha sabido responder a las emergencias, ni al crimen organizado, pero sí está gastando cantidades estratosféricas en la proyección de su imagen, en razón de su informe de gobierno.
“Por supuesto que tienen que sentirse desesperados los habitantes de Nuevo León, y están en su derecho, aunque no exista la figura jurídica de revocación, de decirle ‘no nos estás respondiendo y te debes de ir de gobernador’”, señaló
En una visita que hizo a Monterrey para participar en el ciclo de conferencias “Pensando en México”, organizado por comités municipales del PAN en Nuevo León, el exsecretario de Gobernación, dijo que a Medina de la Cruz le ha faltado valor para enfrentar a la delincuencia.
“La Constitución dice que la seguridad del estado recae en el Ejecutivo estatal, y lo de los municipios en los alcaldes… (El gobernador) no tiene el valor suficiente”, insistió Ramírez Acuña, quien es considerado un serio aspirante a la dirigencia nacional del PAN.
Ramírez Acuña, quien fue gobernador de Jalisco, calificó los sucesos violentos que tienen aterrorizada a la población civil en la entidad, como “actos terroristas”, de los que debe ocuparse la autoridad local.
“Es muy grave que el crimen organizado esté agrediendo a la sociedad. No son más que actos terroristas ante los que se requiere la respuesta del estado. Y que no nos vengan a decir que es tema del gobierno federal. Son delitos que se cometen en las calles, frente a ciudadanos comunes y corrientes; en un centro comercial, común y corriente como cualquier estado del país”, señaló, en conferencia de prensa esta mañana en un hotel de San Pedro.
Al referirse al combate que ha emprendido el gobierno federal contra el crimen organizado, Ramírez Acuña defendió al presidente Felipe Calderón. Afirmó que fueron los gobernantes estatales los que le pidieron involucrarse en la problemática.
“El presidente tuvo que resolver el problema de la seguridad porque así se lo pidieron los gobernadores, no porque el presidente haya decidido de manera indirecta tomar estas acciones”, dijo.
El exsecretario de Gobernación recordó que, primero, el gobernador de Michoacán, Lázaro Cárdenas, le pidió ayuda al gobierno federal; lo mismo hicieron los mandatarios de los estados de Tamaulipas, Guerrero y Sinaloa, para ser respaldados en el combate a la delincuencia organizada.
El legislador acusó al exgobernador de Nuevo León, Natividad González Parás, de permitir el avance de la delincuencia en la entidad por no pedirle al presidente Calderón ayuda a tiempo para enfrentar la crisis de seguridad.
“Si en su momento González Parás hubiera tomado la decisión, se hubiera puesto un freno al crimen organizado con la intervención del Ejército, con la intervención del gobierno federal y no estuviera Nuevo León, como hoy se tiene”, dijo.

Comentarios