Sentencian a 138 años de cárcel a asesino de los hermanos Peña Coss

lunes, 11 de octubre de 2010

MONTERREY, N.L., 11 de octubre (apro).- Diego Santoy Riverol, quien en marzo del 2006 asesinó a dos hermanos de su novia en la casa de las víctimas, fue sentenciado hoy a 138 años de prisión.
El juez primero de lo Penal dictó sentencia condenatoria en contra del joven de 24 años, quien el 2 de marzo del 2006 privó de la vida a los hermanos Erick Azur y María Fernanda Peña Coss, de 7 y 3 años, respectivamente.
Al niño lo acuchilló y a la niña la estranguló con el cordón de unos zapatos, mientras que a su novia Erika la atacó con un martillo y arma punzo cortante, aunque la dejó viva, dándola por muerta.
A la empleada doméstica que ayudaba a la familia, Catalina Bautista Juárez, la secuestró, introduciéndola por la fuerza en la cajuela del coche Neón azul de Erika. Se la llevó para impedir que lo delatara; pensaba matarla también, aunque, de acuerdo con su dicho, se arrepintió y la dejó abandonada en calles del centro de la ciudad.
Cuatro días después, el homicida fue detenido en Oaxaca con su hermano Mauricio, cuando intentaban huir hacia Guatemala. El hermano fue acusado de encubrimiento y salió libre bajo fianza.
Santoy Riverol fue hallado responsable de los delitos de homicidio calificado por cada menor, homicidio calificado en grado de tentativa, secuestro y robo de auto.
Del total de la sentencia, el joven recibió 40 años por el homicidio de Erick Peña Coss; 32 años por el homicidio de María Fernanda Peña Coss; 30; por la privación de la libertad de la empleada doméstica Catalina Bautista; 10, por robo; 16 años por el homicidio, en grado de tentativa, de Erika Peña Coss; y 9 años y seis meses por la agravante del delito de robo. En total, se le dictaron 137 años con 6 meses.
El juzgador determinó que en este caso, el infanticida tuvo como agravantes la planeación del crimen, la superioridad física y la confianza que tenía en él la familia, que le permitía ingresar a la casa por el noviazgo que sostenía con Erika.
El crimen ocurrió en la casa de la familia Peña Coss, ubicada en la calle Monte Casino, de la colonia Cumbres segundo sector, en una exclusiva zona residencial al norte de Monterrey.
El caso tomó notoriedad por la saña del doble homicidio y por que la madre de los menores, Tere de Coss era, en ese tiempo, conductora de un programa televisivo de variedades en la cadena Multimedios.
Pese a la sentencia dictada contra Santoy Riverol, éste sólo pasará en prisión 40 años, debido a que en el tiempo en que se cometieron los delitos era el tiempo máximo que podía permanecer encarcelada una persona.
El abogado Roberto Flores, representante de la familia Peña Coss, esperaba que a Diego Santoy le impusieran una pena récord en la entidad por el asesinato de los niños.
Santoy inicialmente fue asesorado por la polémica abogada Raquenel Villanueva; después de que fue ejecutada, en el 2009 en Monterrey, el socio de ésta, Adolfo Vega, continuó la defensa.
Tras enterarse hoy de la sentencia, el litigante anunció que apelará o recurrirá a un amparo.