Amplían arraigo a "La Barbie" por 40 días más

martes, 12 de octubre de 2010

MÉXICO, D.F., 12 de octubre (apro).- El narcotraficante Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, permanecerá otros 40 días bajo arraigo en el Centro de Mando de la Policía Federal (PF), luego de que un juez autorizó extender la medida cautelar, informó hoy la Procuraduría General de la República (PGR).
 En la misma situación jurídica quedaron los siete presuntos cómplices de La Barbie, todos detenidos el pasado 30 de agosto por elementos de la Policía Federal, en un inmueble ubicado en el poblado de Salazar, Estado de México.
    Mauricio y Juan Antonio López Reyes, Arturo Iván Arroyo Salas, Carmela Fernández Triana, Marisela Reyes Lozada, Maritzel López Reyes y Jorge Valentino Coronado  cumplirán la ampliación del arraigo en el Centro de Investigaciones Federales de la PGR.
    La Barbie, identificado como uno de los hombres clave del narcotráfico en México y perteneciente a la organización de los Beltrán Leyva, está acusado de los ilícitos de delincuencia organizada, contra la salud, portación de arma de fuego de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas y lo que resulte.
Según las investigaciones, Valdez Villarreal, de 37 años, es requerido en extradición desde el año 2005 por autoridades de Estados Unidos, de manera que cuando termine la medida cautelar el agente del Ministerio Público Federal determinará lo conducente respecto de la petición del gobierno estadounidense
No obstante, en días pasados se dio a conocer que la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) integra varias averiguaciones previas, e informó que tiene órdenes de captura en nuestro país, por lo que tras su negativa a apoyar a las autoridades mexicanas en sus investigaciones contra el crimen organizado, que incluyen indagatorias contra los cárteles de Juárez, Sinaloa y Beltrán Leyva, Valdez Villarreal será puesto a disposición de jueces nacionales.
La ampliación de la medida contra La Barbie y sus siete cómplices fue solicitada por el fiscal federal de la SIEDO para continuar con las  indagatorias, robustecer las acusaciones y deslindar responsabilidades.