Niega Fidel Herrera inflar número de damnificados y monto de daños

martes, 12 de octubre de 2010

JALAPA, Ver., 12 de octubre (apro).- El gobernador Fidel Herrera Beltrán negó hoy que se hayan “inflado” las cifras sobre el número de damnificados y el monto de los daños económicos que dejaron en su paso por la entidad el huracán Karl y la tormenta tropical Mathew.
 “Nosotros no podemos sumar ni quitar”, dijo el mandatario en relación con los seguros contra siniestros contratados con compañías internacionales, los cuales cubren, entre otros rubros, riesgos para familias, rescatistas, sistema de protección civil e, incluso, periodistas.
En conferencia de prensa  negó también que durante su administración haya endeudado a Veracruz, como documentó el semanario Proceso en el número que está en circulación (1771).
Sin mencionar por su nombre a la revista, dijo: “Por ahí vi un reportaje de una revista nacional totalmente infundados los datos, completamente extrapolados”.
    Ahí, dijo, “habla de créditos y de endeudamientos que ni tenemos”, y abundó: “Tenemos el oficio de la Secretaría de Hacienda donde establece que la bursatilización no es deuda, sino una obligación y la única que hemos hecho es la de la tenencia (del impuesto vehicular”.
    Sin embargo, más adelante reconoció que “tenemos libre una bursatilización por 6 mil 500 millones de pesos del 5 por ciento de las participaciones federales que no hemos hecho, y una  línea de crédito (por 10 mil millones de pesos) que aun no hemos ejecutado”.
    De manera que, apuntó, “estamos viendo las fortalezas, los recursos de los ajustes cuatrimestrales de las participaciones federales, como hemos impulsado para una política financiera muy rigurosa, muy puntual y muy transparente que echa por tierra todas estas informaciones de carácter político que no tienen fundamento ni son las reales”.
    En cuanto a la reciente autorización del Congreso local para la contratación de un préstamo por hasta 10 mil millones de pesos, dijo: “No es un préstamos, es una línea de crédito. Una línea de crédito es una autorización para poder acceder a recursos que se pueden adquirir para dar los parí pasos, para pagar algunas cosas de la reconstrucción o cumplimiento de recursos financieros del gobierno”.
    A pesar de insistir en que aún no había ejecutado la línea de crédito autorizada por el Congreso local el pasado 3 de octubre ya que “tenemos que esperar a que termine el proceso electoral”, precisó, “esta es una fortaleza financiera a la que podemos recurrir como lo establece el Plan Veracruzano de Desarrollo”.
    Por otro lado, informó sobre los avances de los trabajos de reconstrucción en las zonas afectadas, donde la mayoría de las carreteras afectadas por inundaciones ya han sido abiertas a la circulación casi en su totalidad, sobre todo, las que comunican con el sur de la república, es decir, Tabasco y Chiapas.
    La carretera Tinajas—Cosamaloapan—Coatzacoalcos se ha reabierto, aunque en algunos tramos en un solo carril, “pero está transitable tanto de ida como de vuelta”, dijo al explicar que también ya estaba abierta a la circulación la autopista 145 que comunica con los estados de Tabasco y Chiapas.
    Además, refirió haber solicitado al presidente Felipe Calderón, a la Secretaría de Hacienda (SHCP) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), hacer una excepción en el pago de las tarifas energía eléctrica a cerca de 200 mil damnificados de las zonas más afectadas por los fenómenos tropicales Karl y Mathew.
    Al respecto, mencionó haber firmado un documento para requerir eximir de este pago a los veracruzanos más afectados por los meteoros y para ello, señaló haber sostenido ya platicas con el director de la CFE, Elías Ayub, “para establecer un acuerdo que nos reduzca o exente este pago a unos 200 mil damnificados de menores ingresos y de micro y pequeñas empresas”.
    De hecho, agregó, hay antecedentes en 2008 cuando el presidente de la Republica exento de este pago a habitantes afectados por inundaciones en Tabasco, cuando sufrió contingencias de esta naturaleza.
    También aseguro que gracias a las nuevas reglas de operación del Fondo Nacional de Desastres (Fonden) se lograron lleva a cabo acciones de remediación de manera inmediata en las zonas de mayor afectación como es el caso las comunidades en las cuencas del Papaloapan y Coatzacoalcos, así como en la zona Veracruz—Boca del Río y de los poblados de la región de La Antigua.
    Entre otras cosas, apuntó que en lo que le resta de su gobierno –que concluye el 31 de noviembre próximo--, llevará a cabo una serie inauguraciones de obras como carreteras y puentes con una inversión de 120 millones de pesos, principalmente en el norte de la entidad.