Alista Calderón iniciativa para modificar el fuero militar

lunes, 18 de octubre de 2010

MÉXICO, DF, 18 de octubre (apro).- En las próximas horas, el presidente Felipe Calderón enviará al Congreso de la Unión una reforma al fuero militar para que soldados, marinos y pilotos de la Fuerza Aérea sean sometidos a los tribunales civiles, aunque sólo cuando incurran en tres delitos: tortura, violación y desapariciones forzadas, según se informó hoy en Palacio Nacional.
    De acuerdo con los resultados de una reunión de trabajo entre Calderón y los representantes de las fuerzas políticas en el Senado --a excepción de los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y del Trabajo (PT)--, el resto del marco legal castrense se mantendría sin cambios sustanciales ni de fondo.
    Las Fuerzas Armadas han sido puestas en la primera línea de combate en la “guerra” del gobierno federal contra la delincuencia organizada, especialmente contra el narcotráfico, desde hace casi cuatro años por órdenes de Calderón Hinojosa.
    Hasta el momento, los altos mandos militares, como el general Guillermo Galván, y el propio Calderón, han dejado en claro que no habrá repliegue de tropas en el corto ni en el mediano plazo.
    Al término de una reunión de trabajo en Palacio Nacional, el senador panista Santiago Creel –uno de los aspirantes a la Presidencia-- informó que los miembros de las Fuerzas Armadas sólo podrán ser enviados a los tribunales civiles por los tres delitos ya referidos, y destacó también que se acordó el relanzamiento de la reforma política con base en las iniciativas ya presentadas.
    Por separado, y en entrevista al término del encuentro, el coordinador del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Arturo Escobar, adelantó que uno de los compromisos de Calderón fue en el sentido de no retardar por más tiempo una propuesta para reformar el fuero militar.
    Organizaciones no gubernamentales, tanto nacionales como internacionales, han presionado al gobierno federal para que se modifique el fuero militar ante persistentes abusos a los derechos humanos, algunos de ellos presuntamente perpetrados en el marco del combate a la delincuencia organizada.
    Al respecto, Santiago Creel fue quien reveló que los cambios al fuero militar sólo incluyen tres delitos por los que los elementos de las Fuerzas Armadas serán puestos a disposición de los jueces civiles y no militares: tortura, violación y desaparición forzada.
    --¿Qué más habría? Se había comprometido en una reforma al servicio militar, no sólo el fuero –se le preguntó.
    “Hasta ahorita fue lo que se nos anunció. Habrá que ver una vez que se presente el texto final, que será en las próximas horas, para corroborar si son solamente estos tres delitos o van a abarcar más situaciones en la relación que tienen las Fuerzas Armadas con los civiles”, acotó el senador del PAN.
    Por su parte, el senador  Arturo Escobar sostuvo que las propias Fuerzas Armadas “han reconocido, de manera bondadosa”, la necesidad de modernizar el fuero militar para atender las denuncias por “abusos esporádicos”, tal y como sucede en cualquier otra actividad.
    La Presidencia de la República emitió la tarde de este lunes un comunicado en el que admite el hecho de que se propondrán, en breve, reformas al fuero militar, sin embargo, no detalló sobre los delitos contra miembros de las Fuerzas Armadas que serán desahogados por la justicia civil.
    En el boletín se destacó que hubo un “intercambio constructivo” de puntos de vista sobre temas de la agenda legislativa nacional, como la aprobación de reformas estratégicas para el país, como lo son las relativas a los Órganos Reguladores y el Mando Único Policial a escala estatal.
    “El presidente Calderón reiteró la plena voluntad y la disposición de su gobierno para mantener un diálogo respetuoso y constante entre los Poderes de la Unión para impulsar las reformas que México requiere”, se puntualizó en el comunicado.
    A la reunión asistieron el presidente de la Junta de Coordinación Política y coordinador del PAN en el Senado, José González Morfín; el coordinador del PRI y presidente de la Mesa Directiva, Manlio Fabio Beltrones; el coordinador del PVEM, Arturo Escobar, y el coordinador de los senadores de Convergencia, Luis Maldonado Venegas, así como los senadores Santiago Creel y Humberto Aguilar Coronado, del PAN, y Melquiades Morales Flores, del PRI.
    Por el gobierno asistieron, entre otros, los secretarios de Gobernación, Francisco Blake; de Hacienda, Ernesto Cordero, y de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, así como el procurador general de la República, Arturo Chávez.
    Además, el consejero jurídico de la Presidencia, Miguel Alessio Robles; el jefe de la Oficina de la Presidencia, Gerardo Ruiz Mateos, y el secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional, Alejandro Poiré Romero.