Propone Sedena que algunos movimientos sociales sean considerados "amenaza a la seguridad"

lunes, 18 de octubre de 2010

MÉXICO, D.F., 18 de octubre (apro).- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) presentó a la Cámara de Diputados sus propuestas de modificación a la Ley de Seguridad Interior, entre las que se encuentra tipificar como “amenaza a la seguridad” los movimientos sociales, aunque en ciertos casos.
Contrario a lo que el PRD estableció en la minuta aprobada en el Senado de la República el pasado 28 de abril, en la propuesta enviada a la Cámara de Diputados se contempla que la declaratoria de afectación a la seguridad interior es “improcedente” cuando la solicitud tenga su origen en autoridades administrativas o de trabajo, o en movimientos o conflictos de carácter político, electoral o de índole social, pero agrega: “excepto cuando las acciones derivadas de los mismos constituyan una amenaza”.
La Sedena argumenta que “puede darse el supuesto de que estas manifestaciones deriven en movimientos armadas que atenten contra la estabilidad y/o existencia misma del Estado”.
La revista Proceso publicó en su edición 1771 las propuestas del sector castrense que están siendo incorporadas en la Cámara de Diputados a la minuta que envió el Senado, incluso ya fueron consensuadas entre algunos legisladores.
El PRI propuso que en la declaratoria de procedencia, la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional emita su opinión para considerar que la seguridad interior peligra y, por lo tanto, se autorice la participación de las fuerzas armadas para que mantengan la paz pública, como en el caso del crimen organizado.
La propuesta castrense propone también que primero se debe identificar la amenaza, los bienes a proteger, el grado de cobertura (que tendrían las fuerzas armadas y las policías) y finalmente la estrategia operativa.
Solicita también que se le autoricen actividades de inteligencia.
Los cambios propuestos se hacen porque, según el sector castrense, en la minuta del Senado se establecen definiciones de seguridad nacional, seguridad interior y defensa exterior “sin los correspondientes artículos que regulen, expliquen y hagan operables dichos conceptos”.
En su propuesta rechaza estar al mando de policías locales, pues “se distorsiona la misión de las fuerzas armadas al subordinarlas a las autoridades civiles rebasadas por una afectación a la seguridad interior”; pero también, desde su punto de vista, la minuta del Senado “no fortalece ni regula el marco operativo ni de inteligencia de las fuerzas armadas”.
La Comisión de la Defensa Nacional sesionará esta semana junto con otras comisiones que revisarán la minuta, entre ellas la de Gobernación y de Derechos Humanos.
Se espera que la ley se apruebe la semana próxima, una vez concluida la discusión de la ley de ingresos.

Comentarios