Sofoca Ejército motín en penal de Veracruz; hay tres reos lesionados

lunes, 18 de octubre de 2010

JALAPA, Ver., 18 de octubre (apro).- Elementos del Ejército Mexicano y de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del estado sofocaron este lunes un motín de reos en el penal de Pacho Viejo, quienes protestaron debido a malos tratos de los custodios y a que las autoridades penitenciarias les racionaron los alimentos.
Aunque hasta esta noche las autoridades del penal no han emitido un reporte oficial, fuentes policiacas informaron de un saldo de tres reos lesionados, dos de ellos de gravedad, y quienes fueron trasladados al Hospital Civil “Luis F. Nachón”, en esta capital del estado.
Los internos lesionados fueron identificados como Jesús Fernando López, de 19 años; Roberto Rodríguez Valencia, de 26, y otro más, cuyo nombre no fue proporcionado.
Las mismas fuentes señalaron, de manera extraoficial, que unos 50 internos que participaron en el motín serían trasladados al reclusorio de mediana seguridad ubicado en Villa Aldama, actualmente operado por el gobierno federal.
Según familiares de algunos reos, éstos manifestaron su inconformidad por el mal trato que reciben y debido a que las autoridades penitenciarias los sometieron a un régimen de sólo “pan y tortillas”.
Tras conocer la decisión de las autoridades de restringirles los alimentos, argumentando una presunta falta de recursos, los reos se amotinaron y cerca de las 13:30 horas se posesionaron del área de cocina, reteniendo a algunos custodios y a los cocineros.
Fuentes extraoficiales aseguran que uno de los reos falleció durante la refriega, ya que se escucharon varias detonaciones poco después de que ingresaron los elementos de Seguridad Pública y del Ejército Mexicano; sin embargo, la Dirección de Prevención y Readaptación Social no ha confirmado la especie.
Armados con palos y tubos, los reos también se apoderaron de las oficinas administrativas, golpeando a los custodios que intentaron detenerlos.
Ante la violencia desatada, se ordenó el desalojo del personal administrativo y trabajadores de los juzgados que operan en el mismo inmueble de Pacho Viejo.
Luego de ello, ingresaron al penal las fuerzas de Seguridad Pública estatal, apoyados por elementos el Ejército mexicano, revelaron algunos empleados del mismo reclusorio.
Vecinos de este pequeño poblado dijeron que se escucharon varias detonaciones de armas de fuego, hecho que se sumó al incesante sonar de las alarmas.
Finalmente, cerca de las 15.30, el motín fue sofocado por los elementos policiacos y militares para posteriormente trasladar en ambulancias a los heridos al nosocomio, donde fueron internados de emergencia.
Más tarde, en entrevista a una televisora local, el director del penal, Arturo Lara, buscó minimizar los hechos al asegurar que sólo se trató de “una riña entre dos grupos de reos”.
Dijo que “la riña” registrada en el área del comedor, en la que participaron unos 70 internos, “fue sofocada en menos de una hora” por personal de custodia del propio penal, “ya que surgió un desacuerdo entre ellos mismos por la repartición de los alimentos”.
También negó que el incidente hubiera dejado víctimas fatales, aunque admitió “algunos lesionados, los que fueron atendidos en la enfermería del propio penal y no hubo necesidad de trasladar a nadie a algún hospital”.


Comentarios