Exige AMLO al IFE investigar finanzas de Calderón, Peña, Salinas y Gordillo

miércoles, 20 de octubre de 2010

MÉXICO, D.F., 20 de octubre (apro).- El excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador compareció hoy ante la dirección Jurídica del Instituto Federal Electoral (IFE) para responder a dos procedimientos promovidos en su contra por el PAN por sus spots en los espacios del PT que, a decir de los quejosos, violan la ley al denigrar la institución presidencial y anticipar actos de campaña.
Acompañado por un grupo de legisladores petistas, López Obrador escuchó, atento, las imputaciones que se le hacen y luego hizo un severo reclamo al árbitro electoral federal.
Con su hablar pausado, dijo: “Con esta actuación en mi contra, el IFE está juzgando mis opiniones sobre la realidad del país, está tratando de cancelar mi libertad de expresión y mis derechos ciudadanos”.
Prosiguió:
“Quiero hacer mención especial al hecho de que el IFE me ha solicitado información sobre mis ingresos, el pago de impuestos, utilidades, cuentas bancarias, en México y en el extranjero, y otros activos circulantes. Todo ello pone de manifiesto que se trata de una actitud majadera, amenazante, intimidatorio…”.
Aún así, el tabasqueño ventiló algunos datos de sus bienes patrimoniales; dijo que percibía 50 mil pesos mensuales y que ese dinero salía de la Asociación Civil “Honestidad Valiente”.
Además, aclaró que posee una cuenta de cheques en HSBC con un saldo de nueve mil 34 pesos, que dicha cuenta no ha registrado ningún movimiento desde hace casi tres años, que no usa tarjeta de crédito ni tiene cuentas en el extranjero, que ha cubierto sus impuestos en tiempo y forma y que, en relación con sus bienes inmuebles, sólo posee una casa en Palenque, Chiapas, que recibió como herencia.
Ya encarrerado, López Obrador remató: “no tengo riquezas materiales y no soy corrupto”.
Con base en lo anterior, el exjefe de Gobierno del Distrito Federal exigió a las autoridades del IFE que proceda de igual forma con el expresidente Carlos Salinas, la presidenta del SNTE, Elba Esther Gordillo, el gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, el expresidente Vicente Fox, el presidente Felipe Calderón y el líder del Senado, Manlio Fabio Beltrones.
Dijo que la ciudadanía debe tener todos los elementos de quienes actúan en la vida pública del país y que además ayudaría a enfrentar la corrupción política que es, dijo, la causa principal de la desigualdad social y económica, y lo que más ha dañado a México”.
En la primera parte de su exposición, López Obrador negó categóricamente andar en campaña; explicó que su movimiento se ha enfocado a defender el petróleo, a desplegar acciones en defensa de la economía popular, y a condenar las medidas “antipopulares y entreguistas del gobierno actual”.
Aclaró que no ha incurrido en actos anticipados de campaña ni se ha proclamado precandidato ni candidato ni ha llamado a votar por ningún partido de cara a los comicios de 2012.
Lo que si hizo notar es que la mafia del poder, que encabeza Carlos Salinas, dijo, “ha echado a andar una estrategia para evitar que presentemos una candidatura en las elecciones del 2012”.
Su propósito, agregó, es destruirnos políticamente para seguir manteniendo su hegemonía mediante la utilización de los partidos que tienen bajo su control, es decir, al PRI y al PAN.
López Obrador aclaró también que el término “mafia” no lo utiliza como un insulto, sino para describir una realidad.
Sobre las acusaciones que se le hacen de dañar la imagen presidencial, subrayó que es el propio Calderón quien “no ha sabido estar a la altura de los anhelos del pueblo; envilece la investidura quien me acusa de ser un peligro para México, dando así el banderazo de arranque a la nueva campaña de odio y rencor en contra nuestra”.
Más:
“En lugar de actuar como hombre de Estado y gobernar para todos los mexicanos, Calderón demuestra cotidianamente que no es más que un jefe de facción y un operador político de la oligarquía y de su guerra sucia”.
Por todo ello, dijo que lo que lo tenía en ese lugar no era un asunto jurídico sino político.
“Es evidente que la mafia del poder que se robó la Presidencia de la República ahora quiere destruir las esperanzas de millones de mexicanos que luchan por establecer una auténtica democracia”.
Una vez concluida la comparecencia, el IFE emitió un comunicado en el que se compromete a resolver con imparcialidad y apego a la ley el recurso contra el tabasqueño.
     "El IFE reitera su decisión de desahogar éste y los demás procedimientos en marcha usando el mismo rasero legal, con objetividad y de manera estricta e imparcial", dice el boletín.

 

Comentarios