Matan a cuatro reos en penal de Gómez Palacio

miércoles, 20 de octubre de 2010

MÉXICO, D.F., 20 de octubre (apro).- La jornada de violencia generada por el crimen organizado dejó este miércoles 8 muertos en cinco estados del país, además de enfrentamientos de sicarios contra militares y policías federales y estatales.
    En el estado de Durango se registró el homicidio de cuatro personas dentro del penal de Gómez Palacio. De acuerdo con la Procuraduría General de Justicia del estado, tres de las víctimas ingresaron al Centro de Readaptación Social número 2 (Cereso) ayer martes. Fueron asesinadas con armas punzo cortantes.
La otra persona encontrada sin vida también acababa de ingresar por el delito de asalto a mano armada y violación.
Las víctimas fueron identificadas como Jesús Cristo Saucedo Uribe, de 25 años de edad; Juan Manuel Rojas Reyes, de 20 años; Miguel Bello Sosa, de 23; y Rodolfo Favela Vázquez, de 19.
    Tres de las víctimas fueron detenidas el pasado lunes luego de un enfrentamiento a balazos contra policías municipales en el puente El Jabonoso, donde murió un uniformado y cinco sicarios quedaron heridos.
Los tres ingresaron al Cereso de Gómez Palacio consignados por un juez la tarde del martes 19 de octubre, y fueron trasladados a la enfermería porque presentaban heridas por disparo de bala. A las 22:00 horas, los tres internos estaban muertos, aunque ninguna autoridad ha querido señalar la forma en que fueron asesinados en el interior del penal.
    Mientras tanto, en Colima en las últimas 24 horas, dos hombres fueron ejecutados a balazos en este municipio, mientras que fue detenido un policía municipal del Estado de México, que había sido contratado para asesinar a un comerciante en el municipio conurbado de Villa de Álvarez.
La mañana este miércoles fue encontrado en la autopista Manzanillo-Tecomán, a un lado del puente de Tepalcates, el cuerpo sin vida de una persona de entre 30 y 35 años de edad con dos impactos de bala.
La Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE) informó que en el lugar del hallazgo se encontraba un casco de electricista color rojo. Sin embargo, la víctima no ha sido identificada, aun se supo que es de complexión delgada, de 1.65 metros de estatura, tez morena clara, pelo rapado, barba de candado y, como seña particular, trae un arete en la oreja izquierda; vestía playera negra de cuello redondo, pantalón azul de mezclilla, cinturón y zapatos de vestir negros.
En tanto, la tarde del martes 19 fue ejecutado Antonio García Jacobo, de 36 años de edad, quien viajaba en una motocicleta por el fraccionamiento Marimar cuando fue perseguido por dos sicarios a bordo de una camioneta, quienes primero lo embistieron y posteriormente uno de ellos descendió del vehículo para dispararle con una arma de fuego calibre .9 milímetros.
En la colonia Rancho Blanco, de Villa de Álvarez, elementos de la PGJ detuvieron al presunto sicario y policía en activo Filiberto Olmos Martínez, del municipio de Villa Guerrero, Estado de México, por su probable responsabilidad penal en la comisión del delito de homicidio calificado en grado de tentativa, en agravio de un comerciante.
Según su declaración ministerial, el detenido recibiría 50 mil pesos por el homicidio, del que le habían sido adelantados 20 mil pesos, pero de última hora se arrepintió y le confesó todo a quien iba a ser su víctima, además de pedirle que se pusiera sangre en el pecho para tomarle una foto y regresar a decirle a quien lo contrató que ya lo había privado de la vida.
    La estela de asesinatos siguió en el Estado de Morelos, donde fue encontrado un hombre decapitado. Los hechos se registraron en la avenida Revolución, de la colonia Hermenegildo Galeana, en el municipio de Cuautla, localizado al oriente del estado.
    La cabeza del occiso estaba envuelta en una bolsa de plástico; junto a ella, había un narcomensaje.
En el Distrito Federal, la Subsecretaría del Sistema Penitenciario informó sobre el asesinato de un custodio de la Penitenciaria Varonil Santa Martha Acatitla, identificado como Pedro César Hernández Moreno. El homicidio ocurrió afuera del domicilio de la víctima en el municipio de Chicoloapan, Estado de México.
La Procuraduría mexiquense será la encargada de investigar el deceso.
    Por otra parte, en Guadalupe, Nuevo León, un civil y un policía murieron esta noche luego de que un grupo de sicarios disparara contra una patrulla que circulaba cerca de la plaza principal de esa localidad. En el ataque murió un agente.
El atentado se registró al filo de las nueve de la noche, casi tres horas después de que otro comando atacara a dos agentes de la corporación policíaca del municipio de San Nicolás, uno de los cuales resultó lesionado.