Ordenan a Sedena entregar versión pública sobre grupo de fuerzas especiales

miércoles, 20 de octubre de 2010

MÉXICO, D.F., 20 de octubre (apro).- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) deberá dar a conocer la versión pública de un acuerdo firmado el 16 de agosto de 1990 –el 32288—, mediante el cual se creó el Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (GAFE), según un cuerdo del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI).
    El Instituto instruyó hoy a la Sedena a entregar el informe sin que contenga los lugares donde se establecieron la plaza matriz y el destacamento del grupo.    
    La resolución fue tomada en respuesta a un recurso de revisión promovido por un particular que solicitó a la Sedena información sobre la creación de dicho grupo. La Sedena se limitó a proporcionar un vínculo electrónico que contiene información sobre los antecedentes, desarrollo y prospectiva del GAFE, lo cual no satisfizo al solicitante.
    El quejoso señaló que la información que se encuentra en la página de internet de la dependencia no corresponde con lo solicitado, ya que su intención es acceder al archivo de la Sedena para consultar el documento fuente.
    Para justificar su negativa, la Sedena dijo que la información solicitada se encuentra reservada, ya que forma parte del expediente denominado “Despliegue Operativo y División Territorial Militar”, el cual contiene estrategias militares para la atención de cualquier eventualidad que ponga en riesgo la soberanía nacional o altere la paz social, por estar relacionada con la defensa exterior y seguridad interna de la nación.
La Sedena manifestó que el único documento oficial que sustenta la creación y origen del grupo es el acuerdo número 32288, y señaló la posibilidad de otorgar acceso a la versión pública de dicho documento, eliminando datos, como las plazas de su matriz y de su destacamento, ya que en esos lugares se encuentran, actualmente, elementos activos de las Fuerzas Especiales.
    La comisionada ponente Jacqueline Peschard aceptó el alegato de la Sedena, y determinó que se entregue una versión pública con la reserva señalada.
    Peschard consideró que  existen elementos para considerar que la difusión de la información solicitada causaría un daño presente, probable y específico a la seguridad pública, pues la divulgación se traduciría en un insumo de utilidad para los grupos delictivos que les permitiría, bajo determinadas circunstancias, perpetrar ataques a los miembros de las Fuerzas Armadas.

Comentarios