Estímulo a la producción teatral

viernes, 22 de octubre de 2010

MÉXICO, D.F., 20 de octubre (apro).- El fantasma de los recortes presupuestales es una amenaza permanentemente presente en el llamado subsector cultura, que desafortunadamente no tiene la misma prioridad que tiene para el actual gobierno panista, por ejemplo, su lucha contra el crimen organizado, como lo demuestran los altos montos económicos que se destinan a esta materia.

Por ello resulta particularmente relevante la visita que el pasado martes 12 realizó la actriz y senadora perredista María Rojo, acompañada por miembros de la comunidad teatral, a la Cámara de Diputados para apoyar la creación de un estímulo fiscal que impulse la creación teatral nacional: el artículo 226 bis de la Ley del Impuesto sobre la Renta (ISR).

El propósito de crear este artículo es impulsar un estímulo fiscal de 50 millones de pesos para apoyar la producción teatral mexicana, a través de aportaciones que los causantes podrán hacer hasta con 10% del ISR a su cargo, por un monto que no exceda los 2 millones de pesos por proyecto.

En entrevista realizada por el periodista Armando Ponce, en el marco de la X Feria internacional del Libro en el Zócalo de la Ciudad de México,  María Rojo reiteró la urgencia de apoyar al teatro.

“Las condiciones difíciles que vivimos los mexicanos --dijo la senadora-- han afectado radicalmente a las expresiones artísticas y a la vida cultural en general. En muchos lugares, la intimidación del crimen organizado y la falta de respuestas hacen sentir que sólo en la casa se puede estar más o menos seguro y esto, por supuesto, afecta al tejido social y propicia la desintegración de la vida comunitaria”.

En opinión de María Rojo, se ha creado un círculo vicioso que sólo se puede romper con la participación de los diversos sectores de la sociedad y de los tres niveles de gobierno. Es aquí –afirmó– donde la iniciativa de creación de un estímulo fiscal tiene mayor sentido.

“En Colombia, por ejemplo, la promoción de las artes y la cultura, sumada a las acciones de seguridad pública y justicia, ha sido un muy importante recurso para que la sociedad pueda recuperar las calles, los espacios públicos y la vida institucional”, puntualizó la legisladora.

En este sentido, como lo señaló la actriz, se trata de una iniciativa que rebasa el interés del sector cultural, de la gente de teatro, y significa una acción estratégica para alcanzar la paz social, una mayor seguridad y favorecer el desarrollo y la integración de los mexicanos.

La idea es que se genere un estímulo al teatro de aproximadamente 50 millones de pesos al año y que ello desencadene un beneficio similar al que ha tenido la industria cinematográfica nacional con el artículo 226 de la Ley del ISR, que desde su aprobación propició que de siete películas al año apoyadas por el Estado, la producción anual aumentara a más de 70 largometrajes.

Bienvenida, pues, la iniciativa de la senadora Rojo que, esperamos, sea recibida con sensibilidad por parte de sus pares en la Cámara de Diputados.

Comentarios