Reconoce Lujambio rezago de México en educación superior

lunes, 25 de octubre de 2010

MÉXICO, D.F., 25 de octubre (apro).- El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Alonso Lujambio, reconoció este lunes que en educación media superior y superior, la cobertura en México "sigue siendo un problema grave".

Al inaugurar la Cumbre de Líderes en Acción por la Educación, el funcionario federal manifestó que a pesar de que el Ejecutivo federal ha ordenado la construcción de 75 instituciones de ese nivel, el esfuerzo es insuficiente para darle cobertura a todo el sistema.

“Nos faltan muchos puntos porcentuales en la cobertura del sistema de educación superior, porque con 75 instituciones nuevas sólo hemos cubierto 6% del déficit”, expresó.

El titular de la SEP recordó, asimismo, que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha reconocido que el sistema educativo mexicano es uno de los más complejos y más grandes de los países que integran ese organismo.

México “es uno de los países mas grandes del mundo que requiere, por lo tanto, de un mecanismo de reforma del sistema educativo que se haga cargo de la complejidad del mismo para hacerlo estrictamente viable”, apuntó.

Ante expertos en materia educativa de 15 países, extitulares de la SEP y el rector de la UNAM, José Narro, Lujambio reiteró que la idea de que el gobierno ha abandonado a los jóvenes “es absolutamente falsa”.

E insistió que “sin mezquindad, hay que reconocer que el sistema educativo ha avanzado en la dirección correcta y, por otro lado, sin regateos, (aunque) la SEP reconoce que nos falta mucho por avanzar”.

Actualmente, dijo, se ha sobrecargado a maestras y maestros de la responsabilidad del proceso educativo, por lo que “muchas de las labores que requerimos de coadyuvancia, de labor de acompañamiento, simple y sencillamente no se están dando”.

Según Lujambio, pareciera que los esfuerzos de la educación les tocan sólo a los maestros, mientras que los padres de familia juegan un rol subsidiario, en el mejor de los casos, y a veces ni siquiera eso.

Por ello, agregó, “es necesario concientizar a los progenitores que estén en actitud de acompañar ese proceso”, luego de lo cual comentó que el sistema educativo debe actuar en materias en donde en el pasado no tuvo injerencia precisamente, porque hay nuevos problemas sociales, y el mejor ejemplo es el problema de la obesidad infantil.

Para atacar este problema “necesitamos de educación, y el gobierno de México ha decidido que sea el sistema educativo con la coadyuvancia del sistema de salud quien ataje este problema”, apuntó.

El sistema educativo, puntualizó, “tiene que responder no solamente a los retos del siglo XXI, en términos generales (tiene que responder) a la competitividad, a la globalizacion, a la posibilidad de que realmente el sistema educativo sea un motor de movilidad social”.

Asimismo, solicitó a las organizaciones de la sociedad civil, encabezadas por el Compromiso Social por la Educación, que preside Marinela Sertvije, contribuir con una estrategia que “concientice a los padres de familia y al conjunto de los actores” a partir del acompañamiento del sistema educativo.

Comentarios