Aprueban diputados "Ley Simi"; busca la privatización de la medicina: PRD

martes, 26 de octubre de 2010

MEXICO, D.F., 26 de octubre (apro).- A iniciativa del PVEM y con el apoyo del PRI y un voto dividido del PAN, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó una iniciativa, con la que gobierno entregará “vales” canjeables por medicinas cuando el Instituto Mexicano del Seguro Social carezca de ellos.

Por su parte, Alejandro Encinas, coordinador de los diputados del PRD, anunció que su partido interpondrá en los próximos 10 días un recurso de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), debido a que la iniciativa viola disposiciones de la Constitución, además de que el proceso legislativo por el cual debe transitar no fue respetado.

En tanto, el Partido del Trabajo coincidió en que se violentan varios preceptos constitucionales donde el Estado relega su obligación de brindar salud a la población y sigue el camino de la privatización de dichos servicios.

El jueves pasado, en forma sorpresiva, el vicecoordinador del PVEM, Pablo Escudero, presentó la iniciativa al pleno, con lo que daba cumplimiento a una de las promesas de campaña de 2009 de dicho partido.

La forma como se presentó, sin ser sometida a discusión en comisiones, generó malestar entre los legisladores de PRD, PT y Convergencia, quienes tomaron la tribuna como una medida para frenar la propuesta.

Ese día, el presidente de la Mesa Directiva, Jorge Carlos Ramírez Marín, fue jaloneado por los legisladores que estuvieron en contra, lo que motivó la salida de algunos diputados dejando al pleno sin quórum, lo que generó que se suspendiera la sesión y se trasladara para este martes la discusión.

 La iniciativa, aprobada por 302 votos a favor, 95 en contra y 23 abstenciones, contempla facultar al Consejo Técnico del IMSS para que autorice la extensión de vales para medicamentos cuando éstos no existan en las clínicas. Sin embargo, en el documento no se aclara a cuáles farmacias se deberá acudir, de cuánto será el monto del vale y si el medicamento estará sujeto al libre mercado o formará parte de alguna canasta básica que las empresas deberán respetar en precio y presentación.

Durante la discusión, Encinas adelantó que, de avalarse la propuesta del PVEM, “iniciaremos los trámites legales a los que tenemos derecho para acreditar la inconstitucionalidad de esta ley”.

Dijo que, con la llamada “ley Simi”, en alusión a las farmacias similares  propiedad de la familia González Torres, fundadores del PVEM, “no sólo renuncia el Estado a cumplir su responsabilidad social, sino como lo ocurrido con los procesos de privatización: ni va a resolver los problemas de atención médica ni los de abasto de medicamentos. Por el contrario, se comprometerán las finanzas del Seguro Social, ya que en ningún caso el adquirir medicamentos con particulares a un sobreprecio mayor al que se obtiene en las ventas consolidadas, llevará a que se agoten los recursos para satisfacer a lo largo del año la demanda de atención médica y medicamentos a los derechohabientes”.

Encinas advirtió que esta nueva ley incrementará las cadenas de intermediación, al alentar el desabasto de manera deliberada, para que se vean beneficiadas las grandes cadenas de intermediación y distribución de medicamentos.

Por su parte, Guadalupe Acosta Naranjo, vicecoordinador del PRD,  llamó la atención de que ninguno de los proponentes y quienes lo respaldaron, en este caso el PRI o una parte del PAN, hablara a favor de la propuesta. “No deja de sorprender que un dictamen tan importante, que trata de una de las instituciones de seguridad social más importantes de América Latina, no tenga un sólo orador a favor; nadie se sube a defender lo que aquí esta planteando el Partido Verde, apoyado por el PRI y al parecer por el PAN”.

Y acusó a quienes lo apoyaron de impulsar una iniciativa de carácter electorero y  buscar el beneficio de las grandes farmacias y laboratorios, en especial las que son propiedad de la familia González Torres, como “farmacias similares y el Fénix”.

 “No es ningún interés humano. No es que sean gente que este preocupada por la salud; no es que estén muy tristes porque la gente no tenga medicina. Lo que están haciendo es engordar los bolsillos de quienes son los dueños de la franquicia del Partido Verde Ecologista”, dijo.

“Desnudemos y quitemos la carátula. Hubiera sido más sencillo compañeros del PAN y del PRI, aumentar los recursos al Seguro Social, defender a esta institución, resolver con un poco de sentido común y (no) hacer lo que hoy se está haciendo, que es cumplir un compromiso político electoral. De eso yo no tengo la menor duda. Vamos a ir a los recursos legales porque este fue un dictamen `similar`, no fue un dictamen original”, añadió.

El mote de “similar” se debió a que la iniciativa no cumplió con el proceso legislativo que marca el propio Reglamento de la Cámara de Diputados. Por ejemplo, nunca se presentó el dictamen ni fue discutido ni aprobado en la Comisión de Seguridad Social.

“Se levantó (un dictamen) en las peores prácticas parlamentarias, que es a partir del acopio de firma entre integrantes de la comisión, lo cual representa un vicio de origen”, destacó Encinas.

Por su parte, el diputado del PT, Jaime Cárdenas, enumeró los artículos que se violan con dicha iniciativa. “Es una iniciativa regresiva del artículo 91 de la Ley del Seguro Social. No debemos olvidar que, de acuerdo con el artículo 4 de la Constitución, el derecho a la salud es un derecho fundamental. Esto significa que se trata de un deber a cargo del Estado. Es el Estado el que debe satisfacer plenamente el abasto de medicamentos en el Seguro Social y no empresarios, no particulares.

“También se esta violentando el artículo 28 de la Constitución porque su párrafo tercero indica que es deber del Estado evitar la intermediación innecesaria o excesiva en el abasto de bienes de consumo popular. Las medicinas son un bien popular que debe abastecer el Estado vía el IMSS”, agregó.

Pero tampoco, añadió, existió un dictamen de la Comisión de Seguridad Social o un análisis sobre el impacto presupuestal: “Esta decisión, aunque las tome el pleno, aunque se piense que pueden ser compurgadas por el pleno, las nulidades y los vicios, puede ser impugnada ante los tribunales federales”.

En tanto, el presidente de la Comisión de Seguridad Social, el perredista, Uriel López Paredes, aclaró que la iniciativa no se justifica, pues de acuerdo con el director del IMSS; Daniel Karam, el desabasto de medicamentos es apenas del 0.7%

Advirtió que en la actualidad el IMSS adquiere medicamentos por volumen lo que, dijo, reduce los precios, y con la iniciativa no se tiene contemplado “a cuáles farmacias deben acudir para el cambio de vales; el precio que debe pagar el Seguro Social por esos medicamentos… Hay que considerar que, en estos momentos, el Seguro Social compra los medicamentos a los laboratorios. No va a ser el mismo precio que se expida en las farmacias particulares”.

Después de hablar en contra los perredistas Mary Telma Guajardo y Emilio Serrano, así como los petistas Porfirio Muñoz Ledo y Mario Di Costanzo, la iniciativa de Pablo Escudero fue aprobada, con la advertencia de la oposición de que será impugnada ante la SCJN.

Comentarios