Niega Duarte acoso a la exprocuradora de Chihuahua

martes, 26 de octubre de 2010

MÉXICO, D.F., 26 de octubre (apro).- Luego de que la exprocuradora de Chihuahua, Patricia González Rodríguez, acusó al gobierno de César Duarte de haber ofrecido las instalaciones de la Fiscalía General del estado para grabar el video en la que su hermano la acusa de pertenecer al grupo criminal La Línea, el mandatario estatal afirmó que no tiene ningún interés de perjudicar a la exfuncionaria.
    “Se han dado todas las facilidades a la exprocuradora para que la Fiscalía del estado garantice la seguridad de que las investigaciones se están realizando con imparcialidad (…) No hay ningún interés ni vínculo ni posición que nos lleve a un trato distinto, más que la consideración de que fue exprocuradora del estado”, puntualizó Duarte.
    En entrevista, el gobernador chihuahense afirmó que la Fiscalía ha ofrecido “las facilidades necesarias” para que la investigación sobre la desaparición del abogado Mario González Rodríguez, hermano de la exprocuradora, se realice en los mejores términos y en el menor tiempo posible.
    Por su parte, el portavoz de la Fiscalía General del estado, Carlos González Estrada, informó que personal de esa dependencia se trasladó ayer al municipio de Cuauhtémoc, donde la extitular de la Procuraduría General de Justicia presumió que fue grabado el video en el que aparece su hermano.
Entrevistada en el programa televisivo Todo Personal, de Proyecto 40, Patricia González identificó, por los colores marrón y beige de los muros y el tamaño del cubículo, el lugar donde fue filmado el video. Es parte de un edificio público de la Fiscalía General de Chihuahua, puntualizó.
“Esos colores yo los puse en los edificios que construimos para el Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio. Son edificios muy modernos. Estoy segura que es un cubículo, ya sea para un policía ministerial o un agente del Ministerio Público”, explicó.
Asimismo, advirtió que no parará hasta que le entreguen a su hermano, ya sea “vivo o muerto”.
Además, reveló que meses antes de entregar el cargo, recibió varias amenazas de que la levantarían a ella o a alguien de su familia. “Es una infamia la que está cometiendo la misma policía a la que yo le brindé la oportunidad”, dijo la exfuncionaria.