Al penal de Topo Chico, dos presuntos homicidas de alcalde en Nuevo León

miércoles, 27 de octubre de 2010

MONTERREY, N.L., 27 de octubre (apro).- Un juez giró una orden de aprehensión contra los dos presuntos homicidas del alcalde de Doctor González, Prisciliano Rodríguez Salinas, y trasladados al penal de Topo Chico, acusados del delito de homicidio calificado.
             Los autores materiales del crimen cometido el pasado 23 de septiembre son Pedro Caballero Gutiérrez, El Perico, de 22 años de edad, y Omar Villarreal, El Tunco, de 21, quienes estaban arraigados tras la muerte a balazos del alcalde y un trabajador de éste, Eliseo López.
           Ambos fueron detenidos el pasado 30 de septiembre.
           Rodríguez Salinas y López fueron ejecutados cuando salían de un rancho propiedad del alcalde, ubicado en Doctor González.
           El juez del octavo Distrito judicial, con sede en Cerralvo, giró la orden de aprehensión en contra de los autores del doble homicidio, quienes fueron contratados por Arnulfo Gutiérrez Chapa, tío de El Perico, quien les pagó seis mil dólares, les dio una camioneta y armamento para que ultimaran al edil por una disputa de tierras que el autor intelectual del homicidio sostenía con el ayuntamiento de Doctor González.
            Según las investigaciones, el empleado del alcalde, Eliseo López fue asesinado también por el temor de que delatara a los homicidas.
            Gutiérrez Chapa se encuentra prófugo.
            Después del crimen, Caballero y Villarreal se refugiaron en una casa ubicada en la colonia Exhacienda de San Francisco, en el municipio de Apodaca, donde vivían. En el patio trasero enterraron la metralleta Uzi 9 milímetros y el fusil AR-15, con los que cometieron el asesinato.
           Las armas fueron encontradas después de detener en ese mismo lugar a los sospechosos.
           Al ser presentados, Caballero y Villarreal dijeron que se apegaban al artículo 20 constitucional para no hacer declaraciones.
          Rodríguez Salinas es el segundo alcalde asesinado en Nuevo León en este año. El otro es Edelmiro Cavazos Leal, del municipio de Santiago, quien fue encontrado muerto el pasado 18 de agosto en un paraje turístico de esa localidad.
            La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) atribuyó la ejecución a un grupo de Los Zetas, que actuaron instigados por policías municipales con los que Cavazos había tenido diferencias.

Comentarios