Gobierno de NL intervendrá en corporaciones municipales

miércoles, 27 de octubre de 2010

MONTERREY, NL, 27 de octubre (apro).- El Congreso local aprobó las modificaciones a la Ley de Emergencia Policial, marco legal único en el país y por el que el gobernador podrá asumir el control de las corporaciones municipales en casos de alteraciones graves al estado de derecho.

Con el voto en contra de la bancada de Acción Nacional, el pleno del Congreso dio su anuencia para crear esta disposición reglamentaria que regulará la fracción XVIII del artículo 85 de la Constitución local, con la que el Estado puede intervenir temporalmente las corporaciones municipales cuando así lo considere conveniente el jefe del Ejecutivo estatal.

Esta nueva ley de ocho artículos es una propuesta que presentó el gobernador Rodrigo Medina en el mes de septiembre en respuesta a los cada vez mayores ataques de la delincuencia organizada en los municipios que se encuentran inermes frente al despliegue de fuerza de los criminales.

La votación en el pleno fue respaldada por las fracciones de PRI, PT, Nueva Alianza y PRD.

Por la mañana, las comisiones de Justicia y Seguridad, así como la de Legislación, dieron su voto aprobatorio, con el rechazo de la fracción panista, que se manifestó en contra porque no fueron incluidas las propuestas que había presentado para perfeccionar esta ley durante las mesas redondas a las que convocaron las comisiones revisoras.

Por la tarde, la propuesta fue presentada por el priista Tomás Montoya, y aprobada en lo general y en lo particular con 23 votos a favor.

De nueva cuenta, los 15 legisladores panistas presentes votaron en contra.

La diputada Jovita Morín Flores, del PAN, calificó los cambios como la “ley Nini”: “Ni reglamenta nada, ni resuelve nada”, dijo la legisladora al manifestar su rechazo por la propuesta, que faculta al gobernador a tomar el control de la seguridad de los municipios “por causa de fuerza mayor” o “alteración grave del orden”.

Morín afirmó que esta nueva ley es una argucia con la que el gobernador utiliza la mayoría priista en el Congreso para que avalen sus propuestas absurdas, que buscan fomentar su posicionamiento en una agenda mediática.

“Esta ley no acota cuáles son esas emergencias. Ahora el gobernador podrá decir a quién ayuda y a quién no, pero no dice cómo, y hasta puede echar mano de esto con fines políticos para beneficiar a quienes le son afines”, señaló la panista.

Consideró que actualmente la Constitución estatal y la Ley de Seguridad Pública de Nuevo león ya facultan al gobernador a coordinarse para que tome el mando de las policías municipales.

“Pero si no puede coordinar a su equipo de trabajo para presentar una iniciativa, mucho menos va a poder coordinar a los pocos elementos policiales que tienen los municipios”, acotó Morín.

En defensa de la nueva ley, el legislador priista César Garza Villarreal, presidente de la Comisión de Justicia y Seguridad, señaló en entrevista que la disposición aprobada ofrecerá bases sólidas al gobierno estatal para actuar en casos de emergencia.

“Esta facultad de intervención no estaba reglamentada, no se decía cómo hacerlo, esta ley no explica cómo se va a ejercer esta facultad”, señaló el diputado, quien explicó que la medida será aplicada después de notificársela al alcalde, al secretario del ayuntamiento o al jefe de la policía municipal.

Explicó que el gobernador tendrá la facultad de designar a un funcionario para que se haga cargo de la corporación municipal en cuestión.

Garza Villarreal aclaró que esta ley no debe ser confundida con el pretendido “mando único” estatal.

“No debe confundirse esta ley con el esquema de mando único, ya que los esfuerzos a nivel estatal y nacional son para que aquél sea de carácter permanente, para atender insuficiencias de las policías, mientras que la Ley de Emergencia Policial sólo aplicará en casos estrictamente temporales, como pueden ser desastres naturales o en situaciones de alteraciones graves al estado de derecho”, señaló.

La Ley de Emergencia Policial del Estado entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Periódico Oficial del Estado.

La iniciativa se aprobó apenas dos días después de que fuera destruida con más de mil balazos y con granadas la comandancia de policía municipal de Los Ramones, que el martes por la noche quedó a merced de pistoleros que durante 20 minutos dispararon con armas largas a la fachada de la comandancia y a las seis patrullas de la corporación.

A raíz del ataque, los 15 policías de este municipio ubicado a cien kilómetros al oriente de Monterrey renunciaron a sus empleos.

La aprobación de esta nueva ley parece ser una aproximación al “mando único” que ha promovido el gobernador para hacer que las policías de los 51 municipios trabajen bajo un mismo comando.

Medina de la Cruz ha dicho que espera que esta policía unificada trabaje, en una primera etapa, en los once municipios que conforman el área conurbada de Monterrey.

Comentarios