Minimiza Ulises Ruiz racha de ejecuciones en Oaxaca

viernes, 29 de octubre de 2010

OAXACA, Oax., 29 de octubre (apro).- El gobernador Ulises Ruiz Ortiz minimizó la violencia que ha sacudido al estado en los últimos días y que ha dejado 11 muertos, ya que, según él, “no es tan aguda como en otras entidades”.

Aunque admitió que Oaxaca no es ajeno a la violencia, responsabilizó al presidente Felipe Calderón de su recrudecimiento: El país, dijo, “está descompuesto desde hace cuatro años, cuando inició la guerra contra la delincuencia organizada”, que ha cobrado la vida de 30 mil personas.

“No somos ajenos a este tipo de violencia, no la tenemos tan aguda como en otras entidades y tenemos que investigar a ver qué está sucediendo”, razonó.

En entrevista, Ulises Ruiz negó que haya “tirado la toalla” al final de su gobierno ante el recrudecimiento de la violencia que ha dejado 11 ejecuciones, entre ellos las de los dirigentes sociales Catarino Torres Pereda, del Comité de Defensa Ciudadana; y de Heriberto Pazos Ortiz, del Movimiento Unificador de Lucha Trique (MULT).

Mientras el gobernador presidía, en el Museo del Palacio, el informe del secretario de Cultura, Andrés Webster Henestrosa, a cinco cuadras del lugar, en pleno Centro Histórico de Oaxaca, eran ejecutados los presuntos porros Adrián Marmolejo Maldonado, El Dragón, y José María González Porras.

En tanto, en San Martín Mexicapam atentaron contra otro presunto porro de la UABJO, identificado sólo como El Talibán, quien murió horas más tarde en una clínica particular.

Entrevistado sobre estas ejecuciones, dijo que “de ninguna manera (ha tirado la toalla), no hay nada más irreal; estamos al frente del gobierno, lo vamos a hacer hasta el 30 de noviembre, que es cuando termina mi mandato, el mandato que me confirieron los oaxaqueños”.

Además, justificó que “la forma en cómo están actuando estos asesinos es bastante compleja en motos, en lugares donde hay tránsito, donde es muy fácil escabullirse”.

Además, dijo, “el país vive una violencia generalizada; yo lo he dicho, afortunadamente y desafortunadamente, para los estados del norte de una manera superior en lo que está sucediendo con ejecuciones de personas en Nayarit, en Ciudad Juárez, en fin, en estados de la República”, agregó.

“Nosotros no estamos ajenos a este tipo de eventos (asesinatos), yo no quisiera adelantar si fue la delincuencia organizada, si son los conflictos por límites, si son las diferencias entre las organizaciones que participan, como es en el caso de Copala, como es en el caso de estas personas que, me dicen, son universitarios, de lo que está sucediendo en la Cuenca del Papaloapan”, explicó.

Respecto a los señalamientos de diferentes organizaciones civiles y de derechos humanos que lo acusan de ser el responsable de esta violencia, declaró que están “inmersos el ambiente político del estado, el cambio de gobierno”.

Sin embargo, dijo, “son señalamientos que no tienen ningún fundamento, si hubiera algún señalamiento con pruebas bueno, pues, que los presenten ante las instancias”.

“Yo no creo que ningún gobernante de cualquier color, de cualquier partido, de cualquier gobierno tenga la intención de matar a gente, enrarecer el ambiente, alarmar a la sociedad, no, al contrario, yo creo que estos eventos lastiman a la sociedad, rechazamos enérgicamente este tipo de actitudes y este tipo de asesinatos que ha habido, pero la procuradora y las policías del estado tienen toda la indicación de ir a fondo en las investigaciones”, finalizó.