Otorgan Premio Hispanoamericano de Poesía para Niños a Suárez Caamal

viernes, 29 de octubre de 2010

MÉXICO, DF, 29 de octubre (apro).- Huellas de pájaros, de Ramón Iván Suárez Caamal, es el libro ganador del Premio Hispanoamericano de Poesía para Niños 2010, otorgado por la Fundación para las Letras Mexicanas (FLM) y el Fondo de Cultura Económica (FCE).

Versos en forma de barcos, árboles, libélulas, ranas y jirafas conforman el volumen premiado con 200 mil pesos y su publicación en el catálogo del FCE.

El galardón será entregado el martes 16 de noviembre, a las 9:30 horas, durante la 30 edición de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ), en el Aula Magna del Centro Nacional de las Artes.

Huellas de pájaros fue parte de las 374 obras participantes (cifra que casi triplicó la del 2009) y el jurado (conformado por los escritores mexicanos Carmen Leñero y Alfonso D’Aquino, y el argentino Jorge Monteleone) eligió la obra de Suárez Caamal, originario de Calkiní, Campeche, y radicado en Bacalar.

El entusiasmo por la promoción literaria entre las nuevas generaciones ha sido, por décadas, el motor de inspiración de este poeta. Es autor de una veintena de libros, de la letra del himno a Quintana Roo y acreedor de numerosos premios, entre los que destacan el Nacional de Poesía Jaime Sabines (1991) y el Estatal de Periodismo en Quintana Roo (1987).

Suárez Caamal es fundador del grupo literario Génali, de Calkiní, del que sigue siendo el responsable directo de la edición de las obras y mecenas de jóvenes que inician su carrera en el horizonte de las letras.

Así como Rutinero (2007), de Níger Madrigal; Los espejos de Anaclara (2008), de Mercedes Calvo, y Árbol de la vida (2009) de Marco Aurelio Chavezmaya, Suárez Caamal, quien alguna vez dijo: “…todo pequeño tiene la posibilidad de crear su propio mundo de la fantasía…”, formará parte de la colección Los especiales de A la Orilla del Viento.

“Leer los escritos del maestro Ramón es disfrutar una exquisita tesitura en sus versos, es sumergirse en una nube de ilusión real creada con metáforas; su poesía vuelve hermoso lo cotidiano”, resalta la poeta Teresita Durán Vela.