Atrae PGR la investigación de michoacanos "levantados" en Acapulco

lunes, 4 de octubre de 2010

MÉXICO, D.F., 4 de octubre (apro).- El gobernador del estado de  Guerrero, Zeferino Torreblanca Galindo, aseguró este lunes que el caso de los 20 michoacanos levantados en Acapulco, Guerrero, el pasado 30 de septiembre, es un asunto relacionado con "la delincuencia organizada", por lo que adelantó que la Procuraduría General de la República atraerá el asunto
     En entrevista en Chilpancingo, donde acudió a los festejos del barrio de San Francisco, Torreblanca puso en duda que los desaparecidos fueran paseantes, pero matizó sus declaraciones al señalar que "sean o no turistas", es un asunto que preocupa a las autoridades locales.
Por la mañana familiares de los desaparecidos afirmaron en un comunicado que ninguno de los levantados en Acapulco tiene vínculos o relación alguna con la delincuencia organizada.
    Los describieron como hombres trabajadores, de cuna humilde y buenos principios, por lo que exigieron a los medios de comunicación manejar con respeto y veracidad el caso, ante el riesgo que corren las víctimas.
    "Ninguno de ellos tiene vínculo o relación con algún grupo que se dedique a realizar actos ilícitos o fuera de la ley. No tienen conflictos con persona alguna, ni amenaza de cualquier tipo", se lee en el texto.
En el comunicado difundido esta mañana por familiares de las personas levantadas se detallaron los nombres y ocupaciones de los desaparecidos, cinco de los cuales, agregó, son hermanos y poseen un negocio de alineación y balanceo, y cinco más eran empleados del lugar.
Otro de los desaparecidos labora en las cuadrillas de alcantarillado y saneamiento del Organismo Operador de Agua Potable en la ciudad de Morelia y había hecho el viaje acompañado de su padre.
Entre los levantados también se encuentra un estudiante que laboraba medio tiempo en el taller mecánico y un médico.
Ellos son: Antonio, Juan Jesús, Octaviano, Eduardo y Rigoberto Ortiz Chávez; Juan Pablo Calderón Ortiz  y su padre, Eugenio Calderón Melgarejo; Juan Serrano Ortiz y Jonathan Sánchez García; Fernando Antonio Ortiz Mora; Víctor Manuel Corona Mora; Eleuterio Servín Cortés; Efraín Cortés Rangel; Pedro Cansino Arévalo; Héctor Calderón Pintor; Sergio, Celso Rafael y Alejandro Sambrano Ramos, así como Felipe Arreola Godínez y otra persona de nombre Javier.
Algunos de los familiares de los 20 michoacanos desaparecidos afirmaron que hasta el momento no ha habido comunicación alguna del comando que se los llevó para pedir un rescate.
De acuerdo con un reporte de la Procuraduría General de Justicia de Guerrero, dado a conocer el pasado viernes 1, la tarde del jueves anterior, en la glorieta de la colonia Costa Azul, que se encuentra entre las calles Horacio Nelson y Fernando Magallanes --a unos metros de la avenida costera Miguel Alemán--, un grupo de sujetos armados que se desplazaba en varias camionetas interceptó a los michoacanos que viajaban en tres unidades y se los llevó con rumbo desconocido.
Tras los hechos, un grupo de personas acudió a la agencia del Ministerio Público del fuero común de Costa Azul y denunció que entre los plagiados se encuentra Antonio Ortiz Chávez, un empresario dedicado al sector llantero  originario de Michoacán. Por su parte, el agente del ministerio público, en lugar de integrar una averiguación previa como lo marca la ley, se limitó a registrar la denuncia como un acta ministerial: 246/ 2010.

Comentarios