La Universidad de Juárez estudia a Rockdrigo

lunes, 4 de octubre de 2010

MÉXICO, D.F., 3 de octubre (apro).- El joven sociólogo Adrián Botello Mares (Juárez, Chihuahua, 1984), investigador de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, escribe para la introducción de su abundante estudio Catálogo analítico-subjetivo de la dialéctica de la canción: La herencia lírica-musical de Rockdrigo González:

“El presente documento es un esfuerzo por examinar y describir analíticamente la obra lírica musical de Rockdrigo González desde una óptica crítica e interpretativa en forma de catálogo.

“Es evidente que, como toda creación artística, la obra responde a las características del contexto espaciotemporal del autor, lo que tiene que ver con la intención de lo que se desea expresar y a quién va dirigido, por lo que la valoración se hace compleja al situarlo de manera histórica en la interpretación contextual e individual para cada letra.

“Por lo anterior, el trabajo se presenta como un catálogo analítico pero también subjetivo, ya que es desde ese concepto desde donde podemos cubrir la validez de una interpretación personal, pero basada en las herramientas analíticas antes mencionadas.

La idea final no es pretender ser una propuesta que establezca el definitivo del significado de las rolas, sino ser un esfuerzo propositivo para generar un antecedente interpretativo de la obra del maestro desde una perspectiva analítica.”

Agrega sus comentarios al final de cada texto íntegro de las piezas de Rockdrigo. Para nuestros lectores, he aquí un resumen del trabajo.

 

Primer par de discos

 

El orden de dicho análisis de las rolas de Rockdrigo por Adrián Botello Mares parte de la distribución de los cuatro discos editados por Rodrigo de Oyarzábal de la disquera Ozono, subsidiaria de Modesto López en Ediciones Pentagrama, como principal referente.

Botello publicó este catálogo suyo hace cinco años en la revista Hecho social (Sociología, UACJ), ahora desaparecida, y lo leyó durante los homenajes a Rockdrigo hace un año organizados por el Centro Cultural José Martí, de la Ciudad de México.

“Este catálogo fue pensado como una propuesta dirigida principalmente a toda la gente que tiene o ha tenido un acercamiento y un cierto grado de conocimiento de la obra del maestro, con la idea de generar un criterio y tener la posibilidad de un juicio crítico y de evaluación, aunque en realidad, por el hecho de presentarse como catálogo, puede servir de referente importante también para aquellos que apenas se han adentrado al mundo de la obra de Rockdrigo e incluso para aquellos que estén por entrar”, afirmó el sociólogo juarense.

Hurbanistorias, título del casete grabado por Rockdrigo en 1984 y única grabación suya que comercializara en vida, apareció como disco Larga Duración por Ozono/Pentagrama Ediciones un año más tarde. Sin duda es su trabajo más conocido y las once piezas del álbum han sido muy comentadas, incluso por el propio Rockdrigo, quien entrevistado por Roberto Ponce para la revista Proceso fue desmenuzando cada una de ellas (edición 466, 7 de octubre de 1985).

En el análisis de Botello Mares destacan los temas Perro en el periférico (“rola antropológica social”), Balada del asalariado (“rola sociológica, título inspirado de una composición de Bob Dylan, Ballad of a thin man”), Ratas (“analogía del delincuente, el ladrón, el ratero de la gran ciudad”), la clásica Estación del metro Balderas (“historia de frustración freudiana”), No tengo tiempo (“una de las obras maestras (creo adecuado pensarlo en plural) de la herencia de Rodrigo. Es un análisis profundo y concreto de la modernidad, de la era industrial y del ser exacto”) y Canicas (“que el propio Rodrigo considerara como esotérica”).

Del segundo disco, El profeta del nopal,  expone que Buscando trabajo constituye una pieza “urbana, basada en el problema del desempleo” y desde su propia perspectiva existencial, “una crítica a los espacios tan cerrados en esa época para las propuestas artísticas y/o musicales”.

Considera Botello Ama de casa un poco triste un “himno a la cotidianeidad de la mujer más representativa de la época (aunque no necesariamente la más común) y su significado en el tiempo”. Para Botello Mares, la esencia de Asalto chido “se encuentra en la forma de abordar el fenómeno social de la delincuencia, y específicamente de un asalto, en un sentido de burla y crítica social”. Acerca de Gustavo:

“Crónica del asesinato de un chavo a su madre… Violencia explícita, al estilo del Alarma (o el PM de Ciudad Juárez), muy de análisis psicosocial a los factores que determinan este tipo de conductas y reacciones irracionales, demenciales y esquizofrénicas.”

Y de Pórtate sensato:    

“Rola bastante visceral contra la roña, la insensatez, la soberbia, las habladurías y la estupidez. Parece una cuestión muy personal de desagrado (quizá esta rola y A ver cuándo vas son las más notorias). Interesante la forma en que se refiere a Carlos Marx y a Jesucristo (algo que resultó y resulta muy irreverente): Siempre viajas con bandera de que sabes mucho, que eres más chido que Marx y que el cristiano Chucho...”

 

Aventuras en el DeFe

 

La canción tema del tercer disco, refiere una “fantástica ficción desarrollada en la Ciudad de México”.

Como mencionara Rockdrigo, “es una parodia de la película Indiana Jones. Expresa escenarios que muestran mucha imaginación”, y su personal situación de saque de onda con lo que ha asimilado El profeta del nopal respecto a su contexto urbano inmediato:

Ahí nos vemos mi hermano, no sé que tienen mis ojos que ya veo puro animal. Me siento medio loco, paranoico, esquizoide, supersónico y demás

 

Susana de la mañana muestra cómo “Rodrigo retoma el análisis de la rutina reflejada en una secretaria, una joven mujer”; el tema también ofrece “una crítica de la vanidad y la banalidad en el sentido del consumo y las necesidades superficiales en la modernidad:

En ese continuo lo mismo que siempre te espera antes de dormir y empezar otra vez.

La presencia más notoria de Freud en el rocanrol mexicano sería Diva francesa, según Botello:

“Aborda el travestismo, la homosexualidad y su significado, sin recato. Crea un contexto de la construcción del caso desde su contexto, análisis familiar, la historia, la sociología, el psicoanálisis y el proceso de la construcción de su realidad y aceptación. Significa también un gran aporte para la ruptura de paradigmas y tabúes, con el rocanrol como herramienta (El campeón es otro ejemplo).”

         La historia de la no historia inspiró a Botello por ser una pieza “realmente metafísica, muy profunda, probablemente surgida del vacío que a veces espantaba a Rodrigo, tan profunda que no permite sentido. Definitivamente estamos de acuerdo en que es un ‘ensayo filosófico de la dialéctica de la canción’, e incluso lo proponemos como título del presente catálogo, y como concepto general de la propuesta de Rockdrigo en la cuestión lírica y musical, con el término de ‘dialéctica de la canción’.”

         Y de Gran silencio, que inspiró el nombre de un conjunto regiomontano de rock al cambio de siglo, asegura que es “fuerte crítica a la fragilidad de la conciencia individual y colectiva, y a la prevalecencia de lo insignificante, del prejuicio y lo efímero. Es ese el gran silencio: armas con tu vida alguna historia donde sin pena ni gloria, no comprendes ni el final.”

 

No estoy loco

 

Del cuarto y último disco que editó Pentagrama a Rockdrigo de manera póstuma, Adrián Botello Mares interpreta para el tema del álbum:

“Es una historia muy loca, graciosa, inteligente y genial. Es la alusión a los esquemas que se salen de las representaciones establecidas de la realidad. A la vez es la defensa de la posición del ser en el contexto y el sentirse parte de él, ¿por qué se es ‘el loco’?... cuestión sociocultural…”

         Una de las rolas “más oscuras”, Puedes, usa un verbo en segunda persona en el sentido de acción hipotética, “mas no de aliento, la posibilidad de construir falsos escenarios, válvulas de escape y momentos de olvido que desembocarán en una cruda realidad de donde no hay salida:

Por muy lejos que tú vayas nunca podrás escapar de ti.

Qué hacer: “Rockdrigo crea esta rola probablemente influido por el trabajo homónimo de Lenin (por el título). Es un análisis crítico de los sistemas de consumo y de la globalización. En el sistema mundial, industrial y moderno se da una incisión entre el tener y el ser, es decir, la ruptura del ser para darle lugar al tener, el cual significará el valor legítimo, por lo que tener más y mejor es ser más y mejor, por eso aquello de:

Y nunca te cansas de tener y tener...

Por qué resulta una “rola eminentemente reflexiva, la evidencia del Rockdrigo humanista, al estilo de Lennon, implica crítica, interpretación, análisis, reflexión sobre la problemática social, política, económica y cultural del contexto general, y la necesidad de impulsar un mejor mundo para todos”.

         Por último, Islas:

“Rola urbana, rola humana. Bien pudiera parecer la historia de un niño de la calle, aunque en realidad puede ser de cualquier ser citadino causa y efecto de la desarticulación de un mundo que todo lo abarca y a la vez excluye. El alcance de una persona que nace y construye su pensamiento personal, posteriormente la realidad de su entorno, la socialización y finalmente su muerte en el contexto de lo mundial, de lo global, de lo microscópico, de lo infinitimilétrico. Es un análisis etimológico y ontológico del aislamiento, otro de los padeceres de la modernidad.”

         Entre las escasas canciones que no han aparecido por los discos “oficiales” de Pentagrama, y que sirven de arranque al estudio de este catálogo Botello Mares, sus páginas terminales citan:

         “Probablemente en época de las Olimpiadas (¿Los Ángeles, 1984?), y su característica comercialización masiva y global, inspiraron a Rockdrigo esta rola de un soldado (del army de Estados Unidos) merecedor de la denominación del Campeón olímpico de la muerte, por sus hazañas de aniquilador de seres humanos, de niños inocentes, de campesinos defensores de su tierra y de mujeres defensoras de la vida.

Cerramos esta compilación con su juicio a Señor gasolinero:

“Es una cruda y profunda muestra de la realidad de un ser moderno en su confusión entre el tener poder y el ser humano. En primer lugar, su inconciencia al creer poder comprar su bienestar físico, y finalmente, lo que resulta en la mayor frustración, la imposibilidad de adquirir con el poder del dinero la satisfacción personal, espiritual y sentimental. Rola sumamente crítica y conciente, tanto en el sentido de la enajenación al dinero, como en la condición del ser moderno y sus conceptos cambiantes sobre los valores, la libertad y la humanidad” (contacto con Adrián Botello Mares: adrianbote@hotmail.com).

 

mav

--FIN DE NOTA--

Comentarios