Asesinan a estudiante de EU en autobús secuestrado en Tamaulipas

miércoles, 6 de octubre de 2010

MATAMOROS, Tamps., 6 de octubre (apro).- William Torres Cázares, estudiante de la Universidad de Texas en Brownsville y Texas Southmost College, fue asesinado cuando viajaba en un autobús que fue secuestrado en carreteras de Tamaulipas, confirmaron autoridades de la propia universidad.

De acuerdo a una nota publicada por el periódico Brownsville Herald,  Letty Fernández, portavoz de la UTB-TSC, informó que Torres Cázares, ciudadano estadunidense de 18 años de edad, era alumno regular de primer año en esa institución.

En un comunicado, la UTB-TSC señala que el joven estudiante murió el jueves pasado en Tamaulipas, México, mientras viaja a visitar a su familia.

Las autoridades no precisan en qué carretera de Tamaulipas ocurrió el secuestro del autobús en el que viajaba Torres, ni otras circunstancias de este hecho, sólo se informa que el joven, originario de Georgia, murió a balazos.

El Director de la institución, Julio García, dijo al Brownsville Herald que el viaje de Torres a México fue en plan personal y no estaba relacionado con actividades escolares.

"Nosotros habíamos suspendido todos los viajes universitarios relacionados con México desde hace varios meses, como resultado de que nosotros habíamos sospechado que estaba muy peligroso el ambiente por un tiempo", dijo García.

El portavoz del Consulado de Estados Unidos en Matamoros, Brian Quigley, ofreció sus condolencias a la familia por la trágica pérdida, y dijo que ya están en contacto para ayudar en los trámites consulares para el traslado del cuerpo.

Desde que el Cártel del Golfo y los Zetas se declararon la guerra, han sido constantes las denuncias de ciudadanos de que estos grupos delictivos colocan retenes en las carreteras para despojar de vehículos y para robar a los viajeros.

Cabe recordar que el pasado 24 de agosto, en un rancho del municipio de San Fernando, fueron localizados los cadáveres de 72 migrantes indocumentados. Estas personas igual fueron secuestradas por un grupo armado, presuntamente de los Zetas, cuando viajaban en un autobús por carreteras de Tamaulipas.

 

 

Comentarios