Envía Calderón al Congreso iniciativa de mando único policial

miércoles, 6 de octubre de 2010

MÉXICO, D.F., 6 de octubre (apro).- El presidente Felipe Calderón envió este miércoles al Congreso de la Unión la iniciativa de reforma constitucional para crear el mando único policial, que pretende eliminar las más de 2 mil policías municipales de México y fundirlas en 32 corporaciones estatales.
Durante la ceremonia de reconocimientos al valor y al mérito de la Policía Federal, el mandatario firmó la iniciativa que modifica los artículos 21, 73, 115 y 116 de la Constitución y que, según él, es “una de las más importantes en la lucha por la seguridad”.
La iniciativa de mando único policial, agregó, pretende recuperar la confianza ciudadana y salvaguardar la seguridad; implica un cambio de fondo para fortalecer al estado en su capacidad para combatir el delito, pero también para prevenirlo.
“Es una iniciativa compleja y ambiciosa que cambia el paradigma de las políticas de seguridad”, puntualizó.
De acuerdo con Calderón, en la experiencia cotidiana de los mexicanos, los policías son los que extorsionan, corrompen y delinquen, por lo que corresponde a la Policía Federal, dijo, cambiar esta visión, ser ejemplo de honestidad, sinónimo de eficiencia y capacidad para reducir a la criminalidad.
El Ejecutivo señaló que la debilidad institucional ha hecho más vulnerables a las policías municipales frente a los embates de la delincuencia organizada, por ello –añadió– "desde el inicio de esta administración se propuso revertir el deterioro de las corporaciones del abandono y del obsoleto modelo".
Calderón admitió que a lo largo de los años recientes el combate a la delincuencia creció de manera desordenada, por lo que ahora se hace necesario actuar de manera coordinada.
“Acabar con la delincuencia es una tarea en la que gobierno federal, estados y municipios son corresponsables”, sostuvo.
Asimismo, detalló que actualmente las policías locales suman 400 mil elementos en estados y municipios, lo que representa 90% de las fuerzas totales del país, y la Policía Federal, con apenas 30 mil integrantes, añadió, ha asestado los mayores golpes al crimen organizado.
Las policías locales, insistió, son corporaciones vulnerables, sin capacidad tecnológica y de maniobra, coptables, sujetos a la venganza e intimidación, además de que sus elementos perciben un sueldo inferior a los 4 mil pesos mensuales.
“Ser policía en México significa tener un empleo de alto riesgo y muy mal renumerado, además de tener un estigma social negativo”, expresó.
Ha habido tantas renuncias o bajas, dijo, como el total de los integrantes de los policías municipales y estatales, pero también existe una creciente desconfianza de la ciudadanía con los policías, a quienes se acusa de corrupción y extorsión, principalmente en el nivel municipal.
    El presidente afirmó que su objetivo con el mando único policial es "lograr que, sin importar quién gobierne o a qué partido pertenezca, los mexicanos estén protegidos por una policía honesta y profesional".

Comentarios