Un fracaso, la política social de Calderón: Ebrard

miércoles, 6 de octubre de 2010

MEXICO, D.F., 6 de octubre (apro).- El jefe de Gobierno del Distrito Federal Marcelo Ebrard descalificó la política social del gobierno federal para hacer frente a la pobreza por medio de programas como Progresa y Oportunidades.
           Dijo que ha sido “un error” la estrategia seguida por el gobierno federal en los últimos 20 años.
     Al presentar el portal de transparencia Red Ángel, en el que figuran los registros de 5.5 millones de personas beneficiarias de algunos de los 450 programas sociales de la ciudad, Ebrard afirmó que, después de más de diez años de seguir ese modelo, “el país no está avanzando en términos sociales”.
          Tan es así, dijo, que en México la cobertura en materia de educación es de las más bajas de América Latina, mientras que en materia de salud, “está lejísimos de los objetivos del milenio” firmados por México.
    Puntualizó que el fracaso de la política social del gobierno federal se hace evidente en que las tasas de pobreza no han disminuido a pesar de los cuantiosos recursos que se han tenido en los últimos años.
    “Sólo en el sexenio del señor (Vicente) Fox hubo 70 mil millones de dólares de ingresos adicionales y no cambió ninguno de los indicadores sociales principales, porque lo usaron en gasto corriente y prepago de la deuda, en vez de inversión y sistema de protección”, dijo
    Ebrard insistió en que los programas sociales federales de combate a la pobreza son un “gran fracaso si lo comparamos con otros países de América Latina”, como Chile y Brasil, y advirtió que, de continuar en esa lógica, “como resultado nos va a tomar quizá más de dos generaciones cambiar el perfil social de México”.
    “O ampliamos el esfuerzo de distribución del ingreso en el corto plazo o el perfil social de México en este siglo será imposible que cambie. Entonces, seguiremos teniendo indicadores que ya ustedes conocen: de cada 10 jóvenes sólo tres tienen acceso a educación superior”, subrayó.
Contrario a lo que ocurre a nivel federal, dijo Ebrard, en la ciudad de México, los gobiernos emanados del PRD desde hace 13 años siguieron una estrategia “con una lógica de universalidad por grupo de población, y al mismo tiempo hacer crecer la inversión en educación pública y en salud”.
    Para comparar los sistemas distintos de atención a la población vulnerable, Ebrard dijo que el Distrito Federal tiene una cobertura de “5.5 millones de personas en una ciudad de nueve millones, y lo hemos podido financiar sin una expansión de la deuda o un déficit mayo en las finanzas públicas”.

Comentarios