Damnificados de Tabasco reclaman a Margarita Zavala abandono de autoridades

jueves, 7 de octubre de 2010

VILLAHERMOSA, Tab., 7 de octubre (apro).- Ante la presidenta del DIF nacional, Margarita Zavala, cientos de damnificados denunciaron las condiciones de abandono en que se encuentran, debido a las graves inundaciones en la entidad.
          Acompañada de la presidenta del DIF estatal, Teresa Calles de Granier, Zavala visitó dos albergues en su gira por el estado. Tras su llegada, alrededor de las dos de la tarde, se trasladó a un albergue instalado en la escuela primaria Leovigildo Ferrer, del poblado Mecoacán, municipio de Jalpa de Méndez.
Ahí, la esposa del presidente Felipe Calderón escuchó las quejas de 310 damnificados por “las condiciones y abandono” que, denunciaron, sufren por parte de las autoridades municipales, estatales y federales, por la inundación que afecta a casi 10 mil personas en ese municipio.
Se trata de integrantes de 68 familias de las rancherías La Ceiba y Trinidad y el ejido El Novillero, que sufren graves inundaciones.
Un grupo de alumnos que en esos momentos se encontraban en clases bajo toldos improvisados, cuestionó también a Zavala el porqué Jalpa de Méndez “se encuentra abandonado por las autoridades”.
            “Ustedes son un ejemplo nacional por prestar sus aulas a las personas afectadas por las inundaciones y esperemos que regresen pronto a sus salones para que estén más cómodos y estudien mejor”, respondió Zavala.
Dijo que el gobierno de Calderón tiene el compromiso permanente de atender las necesidades de los damnificados durante la actual contingencia.
“Él está muy pendiente de todo lo que sucede en Tabasco, y ha instruido para que haya coordinación completa con el gobierno del estado”, manifestó, y pidió a los responsables del albergue estar atentos a los requerimientos de los damnificados.
 En el lugar, Zavala entregó una silla de ruedas a la señora Lucrecia Hernández López, de 75 años, oriunda de la ranchería El Jobo y enferma de diabetes.
Además, Zavala informó que el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) inició en Tabasco el programa “Cultura para niños”, que consiste en llevar diversión y cultura a los pequeños que se encuentran en los numerosos albergues del estado.
Posteriormente, Zavala se trasladó al auditorio de la iglesia Piedra Angular de esta ciudad, donde se encuentran mil 309 personas en un albergue.
 Ahí Zavala también escuchó reclamos por la falta de atención, no obstante que fue informada que las 340 familias en ese albergue reciben además de los tres alimentos diarios, pañales, leche en polvo, jabón de tocador y en polvo, toallas sanitarias, y servicios de salud a través de una brigada permanente con médicos generales y especialistas de la Secretaría de Salud.
    Al término del recorrido, la señora María Teresa Calles de Granier entregó 380 “pabellones” para cada una de las familias, así como 40 catres para los adultos mayores.