Intensifican búsqueda de cuerpo de estadunidense muerto en Tamaulipas

jueves, 7 de octubre de 2010

CIUDAD VICTORIA, Tamps., 7 de octubre (apro).- Autoridades federales y estatales intensificaron la búsqueda del ciudadano estadunidense, David Hartley, quien presuntamente murió el pasado 30 de septiembre, luego de ser agredido por un grupo de hombres armados en aguas de la presa Falcón, en los límites de México y Estados Unidos.
En un boletín, la Dirección Estatal de Protección Civil informa que un total de 102 personas participan en las labores de rastreo en la superficie de la presa Falcón.
El director de Protección Civil, Salvador Treviño Salinas, agregó que el personal trabaja de manera coordinada con soldados y elementos de la Marina y Policía Federal, “así como con autoridades del condado de Zapata, perteneciente al estado de Texas”.
La esposa del estadunidense, Tiffany Hartley, sostuvo que el 30 de septiembre su marido recibió un disparo en la cabeza cuando paseaban en motos acuáticas en aguas mexicanas de la presa Falcón luego de una persecución por tres hombres armados en lanchas rápidas.
El miércoles pasado, el gobernador texano Rick Perry emplazó al gobierno mexicano a dar resultados en la búsqueda del cuerpo del ciudadano estadunidense.
De esa manera Perry respaldó los reclamos de la familia de Hartley, quienes acusaron a las autoridades mexicanas de no estar haciendo lo suficiente para encontrar el cuerpo de su familiar.
“Si no lo hemos recuperado, es porque no se ha buscado lo suficiente”, declaró el gobernador texano.
Sin embargo, el gobierno de Tamaulipas asegura en el comunicado que ha estado en contacto con sus contrapartes de Estados Unidos para coordinar esfuerzos en la búsqueda de Hartley.
“Dichas acciones, por indicaciones precisas del gobernador Eugenio Hernández, continuarán intensificándose en estrecha comunicación con las autoridades estadunidenses, empleando los recursos humanos y técnicos que sean necesarios”, recalca el boletín.
Se presume que los sicarios que ultimaron a Hartley forman parte de los grupos delictivos que se encuentran en “guerra” por el control de territorio tamaulipeco.
De hecho, la parte mexicana de la presa Falcón se encuentra en el municipio de Guerrero, Tamaulipas, uno de los territorios donde la disputa entre el cártel del Golfo y Los Zetas, ha tenido cruentas batallas.
En ese mismo municipio se encuentra la Estación de Compresión Gigante 1, que desde mayo pasado fue tomada por grupos armados, presuntamente pertenecientes a Los Zetas, quienes impiden que los trabajadores de Pemex acudan a cumplir con sus labores.
Desde entonces, al menos cinco petroleros sindicalizados, un chofer y ocho empleados de la empresa contratista Delta, se encuentran desaparecidos, presuntamente secuestrados por esos grupos armados.