Gobernador de Jalisco: las bodas gay "me dan asquito"

viernes, 8 de octubre de 2010

GUADALAJARA, Jal., 8 de octubre (apro).-El gobernador Emilio González Márquez afirmó hoy que las bodas entre personas del mismo sexo le dan “asco”, y dijo que prefiere el matrimonio a la “antigüita”; es decir, entre un hombre y una mujer.
    Durante la inauguración de la Segunda Cumbre Iberoamericana de la Familia y ante la presencia del cardenal Juan Sandoval Iñiguez, González Márquez dijo que las bodas gay son señal de una “sociedad egoísta”.
    “Para mí, el matrimonio es de un hombre y una mujer. ¿Qué quieren? ¡Uno es a la antigüita! Al otro (matrimonio gay) todavía no le he perdido el asquito".
    El evento se realiza en la Universidad del Valle de Atemajac, que maneja el clero diocesano y cuyas autoridades son nombrados directamente por Sandoval Iñiguez.
      Sin embargo, González Márquez defendió a otro tipo de familias no tradicionales, como el de madres solteras o las que se quedaron solas por migración del marido o que éstos fallecieron.
Dijo: “Debemos dejar de etiquetar a las personas como buenos y malos… como lo que se parecen a lo que yo creo que está bien y por lo tanto estoy con ellos”.
En relación con el crimen organizado, González Márquez señaló: "Si tenemos una sociedad violenta es porque al interior de nuestras familias, de los papás hacia los hijos, del esposo hacia la mujer, existen situaciones de violencia toleradas o, incluso, fomentadas para garantizar una sociedad sin violencia”
Consideró que formar con base en valores no es suficiente, y dijo que defender el núcleo familiar es la respuesta a los problemas de la sociedad, “pues desgraciadamente desde las familias  se ha promovido el egoísmo, la violencia y el desorden social”
Esta cumbre es organizada por la Arquidiócesis de Guadalajara, el Gobierno del estado, la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) y el DIF Jalisco.
Durante el evento, el cardenal Sandoval Iñiguez, llamó a defender el concepto básico de la familia.
“El concepto de familia se quiere deformar y validar el matrimonio entre personas del mismo sexo, y no sólo eso, sino que estos tengan el derecho de adoptar, va en detrimento del concepto básico de familia", indicó.
Además, añadió que "la familia es obra de Dios y por lo tanto buena y debemos defenderla, promoverla, ayudarla. Hay muchos ataques, no esporádicos, no desorganizados sino orquestados por la cultura de la muerte"-
Por separado, la presidenta de la UNPF, Consuelo Mendoza de Feregrino, resaltó que es urgente "unirnos en una sola voz y en una sola misión que dará a Iberoamérica el sentido que tiene en la historia del mundo".

Comentarios