ICESI acusa a gobernadores de impedir la difusión de índices delictivos

miércoles, 10 de noviembre de 2010

MÉXICO, DF, 10 de noviembre (apro).- El Instituto Ciudadano de Estudios sobre Inseguridad (ICESI) criticó hoy la intención del gobierno federal de poner en manos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) la elaboración de estadísticas sobre victimología y acusó a media docena de gobernadores de ejercer presiones para evitar la difusión de resultados sobre la delincuencia que los dejan mal parados.

En conferencia de prensa, el presidente del ICESI, Luis de la Barreda Solórzano, denunció que las encuestas realizada por ese organismo han irritado a algunos gobernadores.

Incluso, dijo, el INEGI recogió preguntas sugeridas por los gobiernos estatales que no atienden al rigor y las características que debe observar una encuesta victimológica.

De la Barreda dijo también que durante la sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública (CNSP) “hubo varias intervenciones de gobernadores, fueron cuatro o cinco, no todos, quienes manifestaron su enojo por los resultados. Recuerdo en las intervenciones al jefe de Gobierno del Distrito Federal (Marcelo Ebrard), el gobernador de Tamaulipas (Eugenio Hernández), de Baja California (José Guadalupe Osuna)”.

Federico Reyes Heroles, de la fundación Este País, dijo que la decisión del gobierno federal favorece la opacidad sobre la encuesta de inseguridad en el 2009 y que la conclusión a la que van a llegar diversos analistas es que se trata de una estrategia electoral.

“Creo que el Consejo Nacional de Seguridad Pública debe ser el primer interesado en que la información sobre la incidencia de delitos de 2009 debe ser dada a conocer en 2010 para ver cómo van evolucionando las cuestiones”, acotó.

Sin embargo, advirtió, “al no entregar la base de datos ocurre que se hace imposible para el ICESI presentar esos datos y nos vayamos al 2011 sin presentar los datos de 2009”.

Reyes Heroles coincidió luego en que “hay gobernadores que deben estar en contra de la encuesta (del ICESI). Me parece que al no entregar las bases de datos, el INEGI se está pirateando una parte de la encuesta (del ICESI)”.

Mientras Edna Jaime, de México Evalúa, destacó que “la opacidad da que sospechar, no debemos regatear algo que le pertenece a la sociedad civil, que es conocer la incidencia de delitos”.

De la Barreda recordó que el gobierno federal se comprometió a otorgar una base de datos levantada por el INEGI al ICESI para la elaboración de la encuesta.

No obstante, le fue enviado un correo electrónico para avisarle que, por acuerdo del Consejo Nacional de Seguridad Pública, el INEGI asumirá la rectoría total de la encuesta.

La base de datos fue comprometida por el gobierno federal para ser entregada la primera semana de noviembre.