Corrupción en el IMSS cobra obra víctima, el presidente ejecutivo de Sthendal

jueves, 11 de noviembre de 2010

MÉXICO, D.F., 11 de noviembre (apro).- El escándalo de corrupción en el IMSS cobró otra víctima: Carlos Abelleyra Cordero, quien hasta este jueves fungía como presidente ejecutivo en México de la empresa farmacéutica Sthendal.

Abelleyra Cordero es la persona que conversa con Rafael Castro, directivo de Novartis, en las grabaciones que fueron difundidas el pasado martes 9 por Noticieros Televisa sobre una licitación de medicamentos por 80 millones de pesos que lanzaría este jueves el IMSS, pero que el escándalo obligó a diferir.

En el segundo audio, el propio Abelleyra y no un funcionario del IMSS como inicialmente se había dicho, alerta a su interlocutor  de que habían sido descubiertos.

Descubierta su identidad, Sthendal separó de su cargo a Abelleyra Cordero y se deslindó las negociaciones difundidas por televisa.

En un comunicado, la empresa subrayó que “en función de lo anterior, el Consejo de Administración, en conjunto con los señores Carlos Abelleyra Cordero y Alejandro Kuri, han convenido su separación temporal de la empresa, para que estos puedan colaborar con las autoridades y hacer uso de su derecho en las instancias que consideren pertinentes”.

Y añadió que las actividades de negocios mencionadas y realizadas vía telefónica por el señor Abelleyra fueron a título personal, “y de manera categórica afirmamos que éstas no tienen ningún vínculo comercial u objeto de negocio con nuestro laboratorio”.

Luego de señalar que se rigen por un estricto código de ética en todas sus actividades comerciales y se apegan a todas las regulaciones anticorrupción nacionales e internacionales, afirmó que este año “fuimos reconocidos por el Consejo de Ética y Transparencia de la Industria Farmacéutica por nuestras prácticas transparentes de negocio”.

Por separado, la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma) pidió a las autoridades de la Federación llegar al fondo de sus investigaciones en el asunto en cuestión, y no involucrar a las empresas o a la industria en este tipo de escándalos.

El presidente del organismo, Rafael Gual Cosío, deslindó a Novartis y Laboratorios Stendhal, y afirmó que "el hecho de que una persona en lo particular o dos en este caso hablen sobre una licitación no implica que sea la misma empresa, en donde labora la persona, (la) que está implicada"

Comentarios