Aplaza el PAN fallo sobre proceso de expulsión de Manuel Espino

viernes, 12 de noviembre de 2010

MEXICO, D.F., 12 de noviembre (apro).- Pese a que ayer jueves 11 de noviembre era el último día para determinar si procede la expulsión de Manuel Espino del Partido Acción Nacional (PAN), la Comisión de Orden de Sonora decidió aplazar su determinación para finales de este mes.

El presidente del PAN en Sonora, Juan Valencia Durazo,  aseguró que no pasará de este mes de noviembre cuando la Comisión de Orden del Consejo Estatal emita su veredicto sobre Espino, quien asegura que su expulsión obedece a una orden de Felipe Calderón, con quien mantiene una abierta confrontación.

Valencia Durazo dijo que el presidente de la Comisión de Orden, Francisco Bueno Ayup, le informó que la decisión la tomó junto con Ramón Eduardo Salas González y Carmelita Gutiérrez Gómez, los otros dos miembros de esa instancia.

“Me informó el presidente de la Comisión de Orden que habían decidido extender el plazo, otorgarse ellos mismos una prórroga, que desde luego está dentro de nuestros estatutos, que nos permiten seguir analizando el asunto de Manuel Espino”, dijo hoy Valencia Durazo en Sonora.

El aplazamiento del fallo sobre la expulsión de Espino, quien asegura que es acusado de “exceso de libertad de expresión”, se produce en vísperas de que visiten Sonora los cinco candidatos a la presidencia nacional del PAN para reunirse con los consejeros nacionales del estado.

Roberto Gil Zuarth y Gustavo Madero estarán en Sonora el martes 16; un día después lo hará la excomisionada del Instituto Nacional de Migración, Cecilia Romero; el 24 de noviembre llegará Blanca Judith Díaz, y el 25 asistirá Francisco Ramírez Acuña.

Hasta poco antes de las 15 horas Espino no había emitido ninguna posición sobre el aplazamiento de su caso, que considera una muestra de la intolerancia de Calderón, quien asegura fue el que ordenó expulsarlo desde principios de 2009.

“Me sepultan bien o les apesto el pueblo”, decía Espino cuando se enteró, a principios del año pasado, que Calderón había dado la orden de expulsarlo del PAN, en una reunión cupular en Los Pinos, y cuyo proceso ya se inició en el estado de Sonora.

A diferencia del gobernador de Aguascalientes, Armando Reynoso Femat, quien fue expulsado directamente por el Comité Ejecutivo Nacional presidido por César Nava, debido al apoyo que dio al Partido Revolucionario Institucional (PRI), a Espino lo juzgará la Comisión de Orden de Sonora, donde tiene su domicilio como militante, en un proceso que durará al menos dos meses.

Espino reveló al semanario Proceso, en julio de 2009, que Calderón, en una “clara expresión de intolerancia”, había dado la orden de expulsarlo por sus críticas a las designaciones de candidatos a diputados que se hicieron por decisión presidencial y, en febrero de este año, dio más detalles de esa decisión.

En una reunión en Los Pinos con el Sistema PAN --que agrupa a la cúpula de ese partido y a funcionarios gubernamentales federales y estatales--, Calderón planteó: “Vamos expulsando a Espino”.

--¿Lo propuso directamente Calderón?

--Por supuesto que fue él, y hubo quien dijo, un gobernador, que me iban a hacer víctima, que mejor se hiciera después de las elecciones. Nomás que luego de las elecciones tan desastrosas por las derrotas, ¿con qué cara iban a emprender una acción de esas? Sé que me tienen en la mira y que soy candidato a expulsión por exigir congruencia.

Fue hasta marzo de este año cuando el PAN del Estado de México presentó una solicitud de expulsión de Espino después de que éste afirmó que en esa entidad hay dirigentes que han incurrido en corrupción, y a partir de ello el CEN del PAN decidió iniciar el proceso que se desahogará en Sonora.

Paralelamente, y luego de dejar la presidencia de la Organización Demócrata de América (ODCA), Espino anunció que “explorará” entre la militancia sus posibilidades para buscar ser candidato presidencial, aun si es expulsado, porque el PAN contempla la figura de candidato externo.

De hecho, en el proceso para elegir a su sucesor en la ODCA, Espino acusó a Calderón de inmiscuirse y presionar a presidentes de América Latina para imponer a Jorge Ocejo en la presidencia de ese organismo y afirmó que pretende “exportar su autoritarismo” y comportarse como el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

“¡Lamentablemente esa es la pura verdad!”, dijo al reportero en julio de este año, quien detalló que en los tres años y medio como presidente de la ODCA “no he conocido --y vaya que he tenido oportunidad de platicar con jefes de Estado-- actitudes más absurdas y más aberrantes, bandazos más inexplicables en lo político e ideológico como Chávez, cuyas expresiones autoritarias son impresionantes.”

Y destaca: “Ahora Felipe Calderón le quiere hacer competencia a Chávez. Calderón ha dado señales claras de que quiere controlar a las instituciones del Estado mexicano y a todo el Estado mexicano: Quiere controlar al Congreso, a gobiernos estatales, a alcaldías, a la Suprema Corte, a organismos de derechos humanos, a la Fiscalía para Delitos Electorales, al PAN, por supuesto, y ahora a la ODCA. ¡Quiere controlarlo todo! ¡Esa es una actitud totalitaria!

--¿Lo acusa de ser un dictador?

--No, es una actitud totalitaria. Un dictador ignora a las instituciones. Calderón no las ignora, pero las quiere controlar. El dictador no simula, él sí.

El expresidente del PAN se pregunta para qué quiere Calderón controlar ahora la ODCA, porque sería inaceptable que pretenda debilitarla como ha hecho con el PAN para, acusa, facilitar el regreso del PRI a la Presidencia de la República.

“Yo terminé la dirigencia del PAN teniendo los mejores resultados de la historia y no fue haiga sido como haiga sido, yo sí me apliqué, y estoy dejando los mejores resultados en la historia de la ODCA. ¿Qué quiere hacer Calderón con la ODCA? ¿Lo que hizo con el PAN: Tomarlo por asalto y luego debilitarlo? ¿Eso quiere hacer con la ODCA? Yo no estoy dispuesto a permitirlo.”

Insiste: “¿Para quién está trabajando el presidente Calderón? En México, las versiones son que trabaja para el regreso del PRI. A mí no se me olvida el convenio que firmó César Nava con Beatriz Paredes. Eso sólo beneficiaba al PRI, particularmente a Enrique Peña Nieto. Pero Nava no lo hizo motu proprio. ¿A quién quiere realmente apoyar Calderón en México? ¿Al PRI? ¿A quién quiere apoyar en América Latina? Me parece muy desconcertante.

--¿Cree que Calderón tiene un arreglo con el PRI?

--Sí, tiene lógica.

La confrontación con Calderón ya se materializó, entonces, en el proceso de expulsión contra Espino, cuyo expediente fue enviado desde el martes por el CEN al PAN de Sonora, según informó ayer el secretario de Comunicación, Maximiliano Cortázar, quien como vocero de la Presidencia de la República fue uno de los artífices de la sanción.

El presidente estatal del PAN, Juan Valencia, conformó hoy que en efecto el expediente ya fue turnado a la Comisión de Orden del Consejo Estatal, integrada por  Francisco Bueno Ayup, María del Carmen Gutiérrez Gómez y Ramón Eduardo Salas González.

En un plazo de 10 días, esta instancia notificará a Espino sobre el proceso en su contra, quien contará también con otros 10 días para presentar su defensa y, una vez que eso ocurra, la Comisión de Orden dictará una resolución en los 40 días siguientes.

En caso de que se emita una sanción, que incluye la expulsión, el afecta, en este caso Espino, puede presentar un juicio de protección de derechos políticos ante el Tribunal Electoral del poder Judicial de la Federación (TREPJF).

Espino no ha informado, públicamente, si se defenderá o, si como especuló, será expulsado ni tampoco se sabe si recurrirá al TEPJF, cuyos dos bloques de integrantes son afines a Calderón y al priista Manlio Fabio Beltrones, quien es también su enemigo.

Comentarios