Autoriza Iglesia a sacerdotes suspender servicios religiosos en caso de violencia

viernes, 12 de noviembre de 2010

MEXICO, D.F:, 12 de noviembre (apro).- La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) autorizó hoy a los sacerdotes de las comunidades más golpeados por la violencia en el país a suspender los servicios religiosos cuantas veces sea necesario, con la finalidad de no exponer la integridad física de la población.

Manuel Corral, encargado de Relaciones Públicas del episcopado, dijo ayer durante la XC Asamblea Plenaria de la CEM que se lleva a cabo en Valle de Guadalupe, estado de México, el secretario general y obispo de Texcoco, Víctor René Rodríguez, anunció  que los párrocos podrán mover los horarios de las misas, cursos y demás actividades vespertinas si lo considera necesario, pero que en ningún caso abandonarán sus puestos.

Corral dijo que, en principio, la medida se aplicará en estados como Tamaulipas, Nuevo León y Sinaloa.

Señaló que en determinadas parroquias de otras zonas, como Michoacán, Veracruz y la sierra de Puebla, la situación ha provocado que algunos párrocos hayan modificado los horarios de misa e, incluso cancelarlas, para prevenir actos de violencia.

"No se trata únicamente, dijo, de una decisión de sacerdotes, sino de toda la comunidad de feligreses".

El vocero añadió que la ola de violencia afecta también otras actividades de las parroquias, como los cursos de formación. “En las tardes y en las noches es cuando arrecia la violencia. La población está restringiendo su asistencia a los servicios religiosos de estas horas", indicó.

Además, Corral dijo que “en muchas localidades, la Iglesia está viendo cómo se reducen las colectas y las ofrendas que ayudan a su sustento”.

Sostuvo que el desempleo derivado de la falta de inversión en las regiones más inseguras, así como "la extorsión y la corrupción" en determinados pueblos, también afecta los recursos de los fieles, los cuales ya no pueden realizar las aportaciones que antes hacían.

“Esta situación no es novedosa, viene de tiempo atrás y se ha ido incrementando", añadió, y dijo que se prolongará durante lo que queda del gobierno del presidente Felipe Calderón, "mientras los grupos de delincuentes se repliegan".

Comentarios