Acaba Ejército con dos jóvenes por evadir retén

lunes, 15 de noviembre de 2010

VILLAHERMOSA, Tab., 15 de noviembre (apro).- El secretario de Gobierno, Humberto Mayans Canabal, confirmó que dos jóvenes fueron asesinados la madrugada del pasado domingo por elementos del Ejército y policías estatales al tratar de evadir un retén instalado en el municipio de Jalpa de Méndez, a 30 kilómetros de esta capital.

El funcionario estatal aseguró que aún no concluyen las investigaciones para esclarecer cómo ocurrieron los hechos, aunque dijo que los tripulantes de la camioneta no obedecieron la orden de detenerse y se precipitaron contra un vehículo del Ejército, por lo que los militares abrieron fuego contra los jóvenes.

Mayans Canabal manifestó que sería irresponsable afirmar que los soldados tuvieron responsabilidad en la violenta muerte de los dos jóvenes, por lo que pidió esperar al resultado de la investigación.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) explicó que los hechos ocurrieron alrededor de la una de la mañana del domingo, a la entrada del municipio de Jalpa de Méndez, cuando los tripulantes de una Ford Expedition, color rojo, con placas de circulación WDP-8248 de Tabasco, intentaron evadir un retén militar, a pesar de que se les bloqueó el paso con otra unidad motriz.

Luego de ello, inició una persecución contra la camioneta civil, “realizando uno de sus ocupantes disparos con arma de fuego”.

Los elementos del convoy repelieron el ataque efectuando diversos disparos que impactaron en la unidad motriz y mataron a los tripulantes Víctor Manuel Chan Javier y Ramón Pérez Román, de 25 y 30 años de edad, respectivamente.

La PGJE destacó que Chan Javier, que conducía el vehículo, presenta diversos tatuajes, uno en la pierna izquierda en forma de tribal, tres más en la espalda, uno de ellos figurando un dragón, un calendario azteca y otro más en forma de sol.

Además, en la camioneta se encontró un arma calibre .380 con capacidad para disparos calibre 9 milímetros, con un cargador, así como un casquillo percutido y dos balas, ambos del mismo calibre .380; asimismo, se halló una botella de güisqui y dos vasos de vidrio.

La dependencia garantizó realizar una investigación imparcial y objetiva, por lo que todos los servidores públicos que integraban el grupo de recorrido se encuentran sujetos a indagatorias, de acuerdo con la averiguación previa JM-II-658/2010, “practicándose además los dictámenes periciales correspondientes y priorizando la aplicación científica para determinar la responsabilidad de cada uno de ellos”.

Según reportes radiofónicos, hay indignación entre la población de Jalpa de Méndez por el asesinato de los dos jóvenes, quienes, aseguran, no tenían antecedentes penales y fueron acribillados sin motivo alguno.

Expusieron que Víctor Manuel Chan Javier era comerciante de ropa y Ramón Pérez Román, empleado de la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

Comentarios

Otras Noticias