La educación en México es mediocre, define Claudio González

martes, 16 de noviembre de 2010

MÉXICO, D.F., 16 de noviembre (apro).- La calidad educativa en México fue puesta en duda por la organización denominada Mexicanos Primero, que dirige Claudio González, hijo del presidente de Grupo Bimbo, Claudio X. González, y miembro de la Fundación Televisa.

Y es que al hacer un balance de la educación que se imparte actualmente en el país, la agrupación civil aseguró que, en calidad y cantidad, México tiene la mejor receta para la “mediocridad educativa”.

Según se desprende del informe "Brechas. Estado de la Educación en México 2010", de cada 100 niños que ingresan a la primaria, sólo 45 logran terminar la secundaria en nueve años.

"Este es un número trágico que se está moviendo con mucha lentitud y tendría que hacernos preguntar dónde queremos a los niños: en la escuela o en la calle", dijo Claudio González.

Luego de señalar que la escuela en México se ha convertido en reproductora de la desigualdad social porque las familias más necesitadas reciben una educación de peor calidad, el dirigente de la agrupación civil detalló que los mexicanos en general tienen en promedio ocho años de escolaridad, lo que representa tres o cuatro veces menos que la escolaridad que alcanzan los niños de otros países.

En cuestión de calidad, sostuvo, el país sigue sin avances significativos, pues más de 50% de los estudiantes que concluyen la educación básica obligatoria terminan con conocimientos elementales o insuficientes.

En el mismo evento, el exsecretario de Relaciones Exteriores, Jorge Castañeda, advirtió que México está cerca de empezar a generar un fenómeno como el de India, de privatización del sector por la falta de calidad educativa.

De acuerdo con el analista político, la privatización del sistema educativo no será resultado de una política de algún organismo internacional o del gobierno federal, sino de la demanda de los padres por mejorar la calidad de la educación.

Por su parte, el director general de Mexicanos Primero, David Calderón, habló del Registro Nacional de Maestros, en el que se muestra, dijo, que 6.3% de los docentes tiene tres plazas de tiempo completo, 17.8% tiene dos y 75.9% una sola plaza.

Estas cifras, afirmó, reflejan el amplio margen de discrecionalidad para la asignación de plazas en el sistema educativo, ya que, añadió, “no sólo es imposible que una persona pueda trabajar tres o más jornadas diarias, sino que también es ilegal que las tenga asignadas".

Además, apuntó, es evidente que la acumulación de plazas no es una práctica generalizada, sino un privilegio del que gozan sólo algunos elegidos, quienes posiblemente ni siquiera sean maestros frente al grupo.

Sobre el Índice de Desarrollo Educativo Incluyente, que revela el esfuerzo que realizan las autoridades educativas para mejorar la calidad de la educación, detalló que 19 estados realizan un trabajo inercial que no redunda en la mejora de la calidad ni en el aprovechamiento de estudiantes de primaria y secundaria.

Al respecto, en Guerrero, Colima, Morelos, Tamaulipas, Chiapas, Michoacán y Oaxaca hay un retroceso en la calidad educativa en primaria, mientras que en secundaria sucede lo mismo en Baja California, Tabasco, Campeche, Guerrero, Tamaulipas, Oaxaca y Michoacán.

Comentarios