Niegan amparo a Gómez Urrutia contra orden de aprehensión

miércoles, 17 de noviembre de 2010

MÉXICO, D.F., 17 de noviembre (apro).- Napoleón Gómez Urrutia,  que dirige desde la clandestinidad al sindicato minero, recibió un revés de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) al negarle hoy un amparo con el que el líder sindical pretendía echar abajo una de las dos órdenes de aprehensión que pesa en su contra. La segunda es por lavado de dinero.

Gómez Urrutia cuestionó la constitucionalidad de la ley en que se basa la orden de aprehensión dictada en 2008 por el juez primero de distrito de procesos penales federales en el Distrito Federal, por el presunto fraude de 50 millones de pesos.

El líder minero ha sostenido que los artículos 113 Bis y 115 de la Ley de Instituciones de Crédito, en los que la Procuraduría General de la República (PGR) basó su denuncia, contravienen la Constitución.

Sin embargo, este miércoles la Primera Sala de la SCJN determinó que dichos artículos no violan la carta magna y dio su aval a la aplicación de los mismos.

Los artículos 113 Bis y 115 de la Ley de Instituciones de Crédito, sancionan hasta con 10 años de cárcel a quien en forma indebida utilice, obtenga o transfiera recursos o valores de los clientes de las instituciones de crédito.

La Corte sólo se pronunció sobre la constitucionalidad de la ley, por lo que el expediente será devuelto al Cuarto Tribunal Colegiado en Materia Penal para que analice la sentencia dictada el 17 de junio de 2009 por el juez séptimo de Amparo en Materia Penal, que consideró que la orden de aprehensión contra Gómez Urrutia tiene defectos que deben ser subsanados por el juez que la libró; y de no ser posible se tendrá que negar la petición de la PGR.

Gómez Urrutia también solicitó el amparo de la justicia federal en contra de la negativa de la Secretaría del Trabajo de entregarle la toma de nota que lo reconoce como líder formal del sindicato minero. El recurso será analizado el próximo año en la SCJN.

Desde el 2006 Napoleón Gómez Urrutia huyó del país y se instaló en Vancouver, Canadá, desde donde dirige los destinos del sindicato minero, pese a que no es reconocido como tal por la STPS.

Comentarios