Ofrecen condolencias a víctimas de explosión en playa del Carmen

miércoles, 17 de noviembre de 2010

PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo, 17 de noviembre (apro).- El hotel Grand Riviera Princess, donde el domingo anterior ocurrió una explosión que dejó un saldo de siete muertos y 18 lesionados, expresó hoy su “más profundo pesar por el trágico accidente”.

En un comunicado, “el más amargo que jamás ha tenido que realizar”, la cadena española se solidarizó con los familiares de las víctimas y garantizó que se hará cargo de los gastos hospitalarios de los heridos.

“Lamentablemente, a esta fecha no han podido determinarse todavía con certeza las causas que desencadenaron la fatal explosión, pero confiamos que las investigaciones que se vienen llevando a cabo por parte de las autoridades mexicanas competentes, a quienes desde el comienzo venimos prestando nuestra más entera colaboración, permitan esclarecer los hechos en el más breve plazo posible”, dice el texto.

Y destaca que desde el percance, la prioridad de la empresa “ha sido la de dar asistencia sanitaria a los heridos en los hospitales más reputados de la zona, asistiendo asimismo a los familiares en cuantas facilidades han solicitado”.

Señala que, “afortunadamente, la mayoría de ellos ya han sido dados de alta, y la evolución de los que todavía permanecen ingresados hospitalariamente viene siendo favorable, todo lo cual nos esperanza y alegra profundamente.

“A todos ellos les reiteramos nuestra solidaridad y nuestro compromiso de llevar a cabo todas aquellas acciones a nuestro alcance para apoyarlos en estos momentos”, asegura.

La cadena hotelera también hace alusión a la agresión que sufrieron comunicadores de parte del personal de la empresa:

“Lamentamos los incidentes que se produjeron con diversos medios de prensa el día del accidente”, destaca y argumenta que, “sin duda alguna, el celo en proteger desde el primer momento a los lesionados fue el que motivó la adopción de medidas de seguridad de la zona accidentada, siendo que la confusión y el caos que se creó inicialmente desencadenaron unos incidentes entre los servicios de seguridad del hotel y reporteros que, sin duda, alguna lamentamos”.

En el boletín se admite que “nadie está preparado para una tragedia como la vivida y nada puede reparar las pérdidas humanas ni el sufrimiento pero, aun sabedores de ello, sin duda alguna nuestro afán es mitigar con cuantas medidas se encuentren a nuestro alcance el sufrimiento de todos los afectados; sufrimiento que, con profunda solidaridad, compartimos”.

Luego agradece “el valioso apoyo que las autoridades y toda la ciudadanía mexicana están prestando; agradecimiento que del mismo modo extendemos a las autoridades canadienses y, en especial a su embajador en México (Guillermo Rishchynski), quien ha venido desempeñando una labor humanitaria y de ayuda a las víctimas y afectados, verdaderamente destacable”.

En otro apartado, señala que “sin perjuicio de todo lo anterior, también debemos informar que, a excepción del área afectada por la explosión, el complejo hotelero sigue operando en la forma habitual, de forma que todas las facilidades con las que cuenta vienen siendo ofrecidas con total normalidad a los huéspedes y clientes, pues nuestra vocación de servicio y compromiso con los clientes sigue en pie, muy a pesar de la difícil situación que atravesamos”.

Antes, Roberto Cabrera Plana, presidente de la cadena hotelera Grand Princess; Mascia Nadin, directora del hotel Grand Princess Riviera Maya, y el asesor Carlos Poy Cibrana, ofrecieron disculpas públicamente a los representantes de los medios por la agresión que sufrieron el domingo por parte del personal de seguridad del complejo turístico y a consecuencia de la cual varios reporteros debieron ser hospitalizados.

En una reunión con una comitiva de representantes de los comunicadores, en la que estuvieron presentes el gobernador Félix González Canto y el alcalde de Solidaridad, Román Quián Alcocer, Cabrera Plana ofreció disculpas a nombre de la empresa y aseguró que “se tomarán las medidas correspondientes contra los trabajadores que asumieron esas decisiones”.

Ahí mismo, Mascia Nadin, a quien los trabajadores señalaron como la responsable de la agresión a los reporteros, fue confrontada por éstos, empero ella negó las acusaciones.

En tanto, a las puertas del hotel medio centenar de reporteros protestó pacíficamente, y hasta ahí acudieron posteriormente los directivos de la empresa para ofrecer disculpas y comprometerse a responder por los daños causados a los equipos e indemnizar a los comunicadores lesionados en la trifulca.