Rechaza justicia española extradición de responsable en Casitas del Sur

miércoles, 17 de noviembre de 2010

MADRID, 17 de noviembre (apro).- La justicia española rechazó extraditar a México a Antonio Paniagua Escandón, Kelu, presunto responsable de la desaparición de ocho menores que se encontraban internados en la casa-hogar “Casitas del Sur”, dependiente de la Iglesia Cristiana Restaurada.

La Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional rechazó la petición formulada por México, basada en los supuestos delitos de violación a la ley federal contra la delincuencia organizada y tráfico de menores.

El acuerdo de los magistrados respaldó la tesis del abogado de Paniagua Escandón, Gustavo López Muñoz, en la que considera nula la petición de México.

La petición de nulidad formulada por la defensa se basó en una sentencia estimatoria de amparo constitucional dictada el pasado 13 de octubre por el juez quinto en materia penal del Distrito Federal, quien consideró que la orden de detención dictada contra el ciudadano de origen español estaba insuficientemente motivada y producía efectiva y grave indefensión, “sin que las alegaciones del Ministerio Público ni de la Procuraduría General de la República (PGR) desvirtúen la declarada nulidad”.

Esa consideración fue estimada por la Audiencia Nacional, la cual resolvió que los trámites de extradición ya iniciados deben ser revocados a la vista de la sentencia del juez mexicano.

La referida tesis fue aportada por la defensa de Paniagua Escandón durante la vista oral celebrada recientemente por este caso, motivo por el que se consideró que se produjo la indefensión de Paniagua, por lo cual los trámites de entrega son ilegales.

En las alegaciones hechas por México se señala que los integrantes de la Iglesia Cristiana Restaurada, que administra Casitas del Sur, son personas que tuvieron problemas de integración durante su infancia o bien con el alcohol y las drogas.

En la casa-hogar creada en marzo de 2002, cuyo personal era voluntario, se cuidaba a niños que habían sufrido abusos por parte de sus padres.

No obstante, un grupo de menores de edad está en calidad de desaparecidos, y la responsabilidad del presunto delito recae en los encargados del albergue y de la referida iglesia.

De acuerdo con los informes del gobierno mexicano remitidos a la justicia española, Paniagua era el responsable de la Iglesia Cristina Restaurada en México y conocía de todas las actividades que se realizaban en el albergue, que siempre “aparentaban ser apegadas a la legislación y la ley mexicanas”.

Asimismo, señalan que uno de los menores que se encuentra en calidad de desaparecido fue otorgado a su abuela materna por disposición de la justicia mexicana, sin embargo, cuando las autoridades procedieron a recogerlo no lo encontraron y tampoco hallaron a la directora del centro.

 Inclusive, agregan, no se dio con el paradero de ninguno de los menores que supuestamente vivían allí, ocho en total.

Al parecer, y según las acusaciones, Kelu entregó a los niños a miembros de la congregación religiosa sin autorización de sus padres, y violó la custodia de los mismos que le había sido encomendada.

Luego de que Antonio Paniagua Escandón huyó de México, las autoridades boletinaron el caso a la Policía Internacional (Interpol), cuyos agentes lo ubicaron y capturaron en Toledo, el 22 de junio pasado.

En aquella ocasión, la PGR dio a conocer la captura de Kelu mediante un comunicado en el que resaltaba que sobre el prófugo pesaba una ficha roja de Interpol.

Tras su detención, el acusado fue puesto a disposición del juez central tercero de la Audiencia Nacional, que preside el juez Fernando Grande Marlaska.

La entrega de Paniagua a México fue acordada por el Consejo de Ministros en septiembre pasado, fecha en que la Fiscalía de la Audiencia Nacional también se había posicionado en favor de la extradición.

Comentarios