Jóvenes optarían por gobierno autoritario si garantiza seguridad: SEP

jueves, 18 de noviembre de 2010

MÉXICO, DF, 18 de noviembre (apro).- El 70% de los estudiantes de secundaria en el país optaría por un gobierno autoritario con tal de que se les garantizara orden, seguridad, bienestar y crecimiento económico, revela el “Estudio internacional de educación cívica y ciudadana”.
    Lo anterior fue dado a conocer por María Concepción Medina González, coordinadora nacional del Sistema Regional de Evaluación y Desarrollo de Competencias Ciudadanas de la Subsecretaría de Educación Básica, de la Secretaría de Educación Pública (SEP).
De acuerdo con la funcionaria, en el estudio participaron 38 países de América Latina, Europa y Asía para tener información sobre los “conocimientos, valores, comportamientos e intenciones de comportamiento en aspectos cívicos de los jóvenes”.
    Medina González dijo que se aplicó una encuesta en 220 escuelas a unos 6 mil estudiantes de secundaria de 14 años, a mil 800 maestros y 214 directores, ejercicio levantado en las 32 entidades del país del 17 al 20 de marzo pasado.
    “Uno de los temas que se abordaron en los seis países de América Latina que participamos, se centró en los riesgos de la democracia, por lo que se les preguntó a los jóvenes en qué situaciones preferirían un gobierno autoritario.
    “En México, 70% de los jóvenes dijo que preferiría un régimen autoritario, siempre y cuando se le garantizara orden, seguridad, bienestar y crecimiento económico. La interpretación que damos a esa respuesta es que los jóvenes están siendo impactados por la violencia y la crisis, y buscan de forma desesperada una salida”, apuntó la funcionaria.
    González Medina destacó que en cuanto a niveles de confianza en las instituciones, los jóvenes colocaron en primer lugar a la escuela y en el último sitio a los políticos y los partidos, “lo que para la SEP es una situación muy complicada porque nos dificulta transmitir información sobre la democracia cuando en los hechos los jóvenes no ven reflejado lo que se les enseña en la escuela”.     
     La coordinadora de la Subsecretaría de Educación Básica aportó también datos sobre la percepción de directores de las escuelas en las que se levantó el censo y sobre las fuentes de presión social para los planteles educativos.
    “Las respuestas de los directores fueron contundentes, ubicaron en el primer lugar de presión social a la pobreza generalizada, seguida del desempleo y en tercer lugar las bandas juveniles.
    “Estos asuntos son muy graves porque no pueden ser resueltos por el sistema educativo, son temas que están engarzados, porque reflejan una realidad: los jóvenes que viven en pobreza o son desempleados son fuente de abastecimiento de grupos organizados para fines ilícitos, y contra eso no podemos como SEP hacer nada”, lamentó.
La funcionaria federal destacó que el estudio completo sobre los valores cívicos de los adolescentes mexicanos será dado a conocer el próximo año.
“La finalidad es que las autoridades tengan herramientas para que sepan qué es lo que está sucediendo con los jóvenes y qué medidas se tienen que tomar en las diferentes niveles de gobierno para fomentar empleos, disminuir la pobreza y con ello evitar que más jóvenes se integren a esas bandas delincuenciales”, puntualizó.