Tampico: seis balaceras, un intento de secuestro y dos muertos

jueves, 18 de noviembre de 2010

TAMPICO, Tamps., 18 de noviembre (apro).- En las últimas 24 horas se recrudeció la violencia en la ciudad de Tampico, donde, por lo menos, se registró media docena de balaceras en las que presuntamente murieron dos personas, y un frustrado secuestro de la hija de un prominente empresario tamaulipeco.
Aunque oficialmente la información no fue confirmada por ninguna autoridad, testigos y fuentes extraoficiales aseguraron que desde la tarde de ayer y a lo largo de este jueves se han suscitado entre seis y siete balaceras, en las cuales dos personas habrían muerto.
Según estos reportes, las balaceras se registraron tanto entre grupos delictivos, como en enfrentamientos de éstos contra elementos de las fuerzas federales.
Un Policía estatal quedó muerto durante uno de los enfrentamientos registrado alrededor de la media noche en la calle Esmeralda del fraccionamiento Petrolera-Chairel, mientras que una mujer, aún sin identificar, fue acribillada en la calle Faja de Oro, esquina con avenida del Valle.
Otras balaceras se reportaron en las inmediaciones del campus de la Universidad del Valle de México, sin que se conozcan los resultados.
Como ocurre comúnmente en esta entidad, los testigos aseguran que en estos enfrentamientos se registró un número mayor de víctimas.
De acuerdo con estos testimonios, en la balacera registrada en Petrolera-Chairel hubo al menos otras cinco personas muertas, mientras que en otro tiroteo, suscitado alrededor de las 10 de la mañana en la avenida Hidalgo y calle Marqués de Guadalupe, quedaron muertas otras dos personas. Sin embargo, los cuerpos fueron “levantados” por los propios sicarios.
Aunque ninguna autoridad lo ha confirmado, entre  empresarios de Tamaulipas, corrió la versión de que un comando ingresó a la casa de la hija del empresario tamaulipeco Eduardo Vela Ruiz, propietario de desarrollos inmobiliarios y turísticos de este puerto y de Quintana Roo.
La versión extraoficial señala que, aparentemente, se trató de un intento de secuestro; pero el equipo de seguridad de la casa habría repelido la agresión. Hasta el momento se desconocen más destalles.

Comentarios