Diferendo entre Ebrard y Sandoval llega a la Santa Sede

viernes, 19 de noviembre de 2010

MÉXICO, D.F., 19 de noviembre (apro).- El Papa Benedicto XVI y cardenales de todo el mundo “reflexionaron” hoy sobre la demanda penal que presentó el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, en contra del arzobispo de Guadalajara, Juan Sandoval Iñiguez, por daño moral.
    El diferendo entre Ebrard y Sandoval Iñiguez comenzó a mediados de agosto, luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación avalara los matrimonios entre personas del mismo sexo, entre otras modificaciones al Código Civil del DF, aprobadas por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) en diciembre del año pasado.
    Sandoval afirmó que Ebrard “maiceó” a los ministros de la SCJN para avalar la reforma y amenazó con instar a la feligresía católica a no votar por el PRD. El jefe de Gobierno respondió el 28 de agosto con una denuncia penal.
    Este mediodía, el cardenal mexicano Javier Lozano Barragán, presidente emérito del Pontificio Consejo para la Salud, del Vaticano, confirmó que el tema fue analizado durante la primera sesión de la “Jornada de reflexión” que encabeza Benedicto XVI y en la que participan 150 cardenales de todo el mundo.
    En entrevista, el prelado mexicano aseguró que el cónclave de jerarcas católicos consideró que la demanda contra Sandoval Iñiguez representa un claro “ataque la libertad religiosa”
“(En la reunión) se habló de que los obispos no pueden intervenir contra las leyes de la homosexualidad, de la adopción de hijos por homosexuales, del matrimonio homosexual porque si hablan se dice que están en contra del gobierno”, explicó.
“Incluso los pueden llegar a demandar, en ese sentido se está violando la libertad religiosa”, reiteró.
Lozano Barragán, quien antes encabezó la Diócesis de Zacatecas, dijo que durante las intervenciones libres uno de los cardenales tomó la palabra y ante el pleno se refirió a la controversia entre Marcelo Ebrard y Juan Sandoval Iñiguez.
“Hay preocupación por estos incidentes, que son reales, una cosa es la fe católica y otra cosa es la ley natural; la ley natural nos dice que debemos estar abiertos al derecho a la vida y este consiste, precisamente, en defender la vida como primer punto', dijo.

Comentarios